Lifestyle

Claves para que te dejen entrar en Ascot

Se va acercando la fecha más importante para todos los amantes de las pamelas tamaño aeropuerto y tomar el té con el meñique levantado.
Reading time 3 minutes

¡¡Vayan desempolvando sus chisteras y sus guantes de cabritilla!! Queda menos de un mes para que dé comienzo el evento para los royalties y demás criaturillas de la high society por excelencia. Ascot, unas carreras de caballos donde lo menos importante es la hípica.

Conseguir una entrada medianamente decente resulta una ardua tarea, sobre todo si además no queremos hipotecarnos en el intento. Pero una vez conseguida, no se relaje, ahí no acaba la cuestión. La siguiente tarea: que le dejen pasar. 

Tranquilícese, nos hemos estudiado el código de vestimenta y le traemos las claves para pasar con éxito la prueba:

Los Pantalones

Si es usted un caballero, olvide el pantalón corto. Destiérrelo de su mente. No existe. Nunca lo hizo. Ya puede hacer 40 grados a la sombra, usted a aguantar estoicamente los calores estivales. Y no olvide que chaqué, chaleco y corbata son indispensables.

Si es usted una dama, puede llevarlo. Pero no se confíe, solo será aceptable en caso de que combine a la perfección con la parte superior de su atuendo, es decir, que hagan match (como en Tinder).

Si había pensado en llevar vaqueros, por favor, revenda su entrada y no pierda el tiempo.

El Largo de las faldas

Es verano y estamos en 2018, el largo de la falda debería ser el que se nos antojase. Pero cuando nos toca enfrentarnos a los ingleses mejor no llevarles la contraria (todos sabemos de su cabezonería). 

Si es usted una dama, el largo recomendado, por debajo de la rodilla en adelante. ¿Quiere eso decir que puede llevar un vestido de cola? Sí, si lo que busca es que los demás asistentes hagan picnic sobre su atuendo.

Si es usted un caballero, absténgase de llevarla (por muy arcaico que suene).

La piel a mostrar

Nada de bikinis ni speedos. Ascot es para ver y dejarse ver, pero al menos, delante de los focos, mantenga el decoro y deje algo para la imaginación.

Si es usted una dama, abdomen y hombros están prohibidos. Lo sentimos si es usted bailarina de danza del vientre o si sus clavículas son dignas de ser esculpidas, no olvide que a her Majesty The Queen basta con un tobillo para escandalizarla.

Si es usted un caballero, puede enseñar las muñecas (moderadamente), pero nunca el tobillo.

La cabeza

Por mucho que su peinado sea de lo mejorcito y esté hiper orgulloso/a de ese tinte casero que se ha hecho, en Ascot, la cabeza, tapada.

Si es usted una dama, recuerde que no todo vale. Los tocados no están permitidos. Apueste por un sombrero, de tamaño Mariachi XXL (el mínimo son 10cm de diámetro), y llénelo de plumas, glitter, lentejuelas y toda la fantasía que encuentre. Cuando haya acabado, tendrá un ejemplo de lo que no llevar. Recurra a modelos simples, elegantes, y que la protejan del fuerte sol (es Inglaterra, pero hay que ser optimista siempre)

Si es usted un caballero, use chistera. Eso no le dará inmunidad para ir haciendo aparecer conejos blancos por ahí (no, palomas tampoco), pero le dará un toque de dandi inigualable.

Por último, relájese y disfrute. Juéguese algún par de millones de libras en las carreras, que siempre anima, y aproveche para subir una foto a sus redes sociales y dejar constancia de que efectivamente ha estado ahí.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas