Camiseta blanca: el decálogo que te soluciona el verano – L’Officiel
Moda

Camiseta blanca: el decálogo que te soluciona el verano

Básica, sí, pero tan perfecta que no necesita añadidos. La camiseta blanca es la prenda de fondo de armario más socorrida del mundo entero, por los siglos de los siglos. Y, sí, dudamos fervientemente que pueda ser posible que exista algo que nos apañe tanto la vida como una camiseta blanca. Toda nuestra fidelidad a una sola cosa, ¿cómo puede ser posible?
Reading time 2 minutes

Venga, venga, que ya casi arrancamos, ¡¡esto ya llega! Lo decimos así, a grito pelao, a ver si es verdad que el verano se aposenta en nuestras vidas. Nos da igual cómo y cuánto, pero por favor, que llegue ya. Y es que a menos de dos semanas de que oficialmente entremos en la época estival y con vacaciones a la vista, seguimos con toda la ropa de temporada en la recámara. 

Petos, monos, faldas largas y cortas, shorts, vestidos… Que esperan ansiosos su puesta de largo, el gran día en el que tú, por supuesto, luzcas tus preciosas piernas bajo los estridentes rayos de sol. Porque, por lo que parece, mientras tanto, tendremos que aguantar un poco más con los vaqueros. Eso sí, que por lo menos sean claritos, ¡eh! Que no se diga…

Menos mal que por lo menos tenemos los básicos, que siempre nos salvan los terribles días del entretiempo. Esto no vale, lo otro tampoco…. ¿Demasiado negro? ¿O demasiado alegre? Seguramente eso es lo que pienses siempre que te encuentres postrada ante el armario, pensando sin cesar qué ponerte para ir a la oficina. A salir con tus amigas, a dar un paseo, a una cena… ¡Lo que sea!

Pero como decíamos, los básicos es lo que tienen, que nos salvan (básicamente) de todo. Y resultan perfectos para mezclar en toda combinación, tanto oscura, como clara, tanto clásica, como atrevida, con ellos todo vale y nunca, nunca jamás se equivoca una. Son la maravilla que nos arregla todo look. 

Pero de entre ellos, hay uno que destaca especialmente. Porque es el más sencillo de todos, ¿o deberíamos decir ‘sencilla’? En femenino, sí, porque hablamos de la camiseta blanca. Esa que has llevado desde niña y que llevarás hasta el fin de los finales, pero siempre de una forma diferente. Porque como combina con todo, son muchas las opciones en las que podemos mezclarlas, ¿no te fías de nuestras palabras? ¡Ahí va un decálogo de ideas sobre cómo llevarlas!

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas