La gran fiesta de la moda de lujo en Barcelona
Lifestyle

La gran fiesta de la moda de lujo en Barcelona

La icónica tienda de moda barcelonesa Santa Eulalia cumple 175 años, y para celebrarlo ha organizado un sorprendente espectáculo en el que arte, moda, música e iluminación han ido de la mano.
Reading time 3 minutes

El resultado ha sido una original fiesta para rendir homenaje a un establecimiento que sigue siendo uno de los referentes de la calidad y el lujo en la capital catalana, y uno de los más influyentes del sector a nivel internacional.

Todos los presentes nos quedamos boquiabiertos con la insólita performance organizada por la firma a la que se unieron numerosos ciudadanos durante los más de tres kilómetros de un desfile que transportaba 100 patrones figurativos inspirados en vestidos icónicos de los 175 años de Santa Eulalia.

El desfile público, ideado por el artista multidisciplinar Antoni Miralda, se ha inspirado en las procesiones y en los desfiles de moda, y ha servido para rendir celebrar la larga trayectoria sustentada en el trabajo y la pasión de siete generaciones, cuatro de la familia Sans.

En él, la música, como la iluminación, ha tenido un papel fundamental con más de 80 músicos amenizando la comitiva festiva, que ha contado incluso con una pieza musical creada especialmente para la fiesta por el saxofonista y compositor Nil Mujal.

/

Pero, sin duda, el momento culmen de la celebración se produjo al llegar la noche, cuando la comitiva alcanzó la fachada de la tienda Santa Eulalia en el Paseo de Gracia ante la atenta mirada de todos los invitados y transeúntes que allí nos congregábamos. Y es que a través de un bellísimo y evocador espectáculo pudimos descubrir un gran Vestido de Luces realizado mediante una trama de píxeles LED diseñada por Josep Maria Civit y el propio Miralda. Al compás de sonidos electrónicos inspirados en los latidos del corazón, la trama de leds se fue iluminando en distintos colores y miles de copos de nieve realizados con papeles en forma de rombo empezaron a caer sobre los espectadores allí congregados.

Otro momento mágico fue un brindis muy especial mediante unas copas que al contacto con el champán se encendían, de forma que al finalizar el discurso de Luis Sans, dueño de la tienda, todos los invitados brindamos con las copas iluminadas.

/

En definitiva, este acontecimiento conmemorativo ha supuesto una experiencia única por su envergadura, su gran complejidad de producción, su carácter abierto a la vía pública y el numeroso equipo de personas involucrado. Pero Santa Eulalia no se merecía menos. Es todo un símbolo de la Ciudad Condal y un establecimiento icónico para todos los que amamos el lujo y la calidad a la hora de vestir. Y es que, en un solo establecimiento, nos ofrece una experiencia única en un ambiente acogedor y armonioso. Santa Eulalia es estilo, es tendencia, es saber hacer…

Por eso desde estas líneas, el deseo de continuar sumando años a su exitosa trayectoria y que nos permite descubrirlo durante mucho tiempo, la mejor selección de moda del panorama internacional.

Imágenes: @Bworld

Raquel Oliva, vicepresidenta de Oliva Iluminación 

@raquelolivamarc

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas