Vestidor L'Officiel: wonderbra - L'Officiel España
Moda

Vestidor L'Officiel: wonderbra

En una noche de vestidor negro ceñido o en una mañana de camisa blanca básica y jeans.
Reading time 3 minutes

En una noche de vestidor negro ceñido o en una mañana de camisa blanca básica y jeans. El día a día y las madrugadas especiales necesitan de una buena base sobre la que asentar el devenir de los acontecimientos. Como un sujetador. Un pecho es mucho más bonito si su estética descansa sobre un tejido realzador, que aventure sugerencia, picardía, sensualidad y elegancia. Suerte que tenemos el wonderbra para cubrirnos de gloria. Bendita gloria que sirve como apoyo a las mujeres que tienen poco pecho y consolida la exuberancia de las que sí lo tienen. Un sujetador maravilloso (traducción inglesa del término wonderbra) cuyo origen va mucho más allá de un inconformismo estético, llegando, claro, a evolucionar desde prendas únicamente útiles para cumplir una función realzadora hasta su conversión en lencería fina de casi necesidad. No es en Estados Unidos donde comienza la andadura de este tipo de sujetador, como marca la creencia popular. Los primeros pasos de esta prenda íntima tienen su razón de ser en Canadá, donde se desarrolla la marca que da vida a esta creación, allá por 1939, cuando Moses Nadler consigue licencia para llevar al mercado canadiense la marca que los confecciona, la por entonces Lady Corset Company. Aunque hay que esperar hasta 1960 para poder hablar del wonderbra como una auténtica compañía y no tanto modelo de sujetador, gracias a Canadian Lady, la compañía cabecera de este modelo y marca, precursora de su lanzamiento como empresa. La explicación de situar su camino en los Estados Unidos de 1936 se encuentra en su registro: tempranamente se registra el nombre Wonderbra en Norteamérica, pero la marca no toma vida hasta el 39 en el país vecino. Un pequeño error para hablar de uno de los sujetadores de mayor fama de todos los tiempos, principalmente en los noventa, momento en el que mundialmente se convierte en lo que es para muchas mujeres: un aliado en la lucha contra los pechos pequeños que se destilaba en esos años. Pechos grandes o pequeños, a quién le importa. La auténtica prominencia es estar a gusto con una prenda que, lejos de tener como objetivo único realzar el busto, también aporte elegancia y carisma. De ahí que sus diseños se hayan ido refinando con el paso de los años y ahora podamos hablar de auténticas joyas de lencería íntima, a diferenciar entre colecciones para un uso más rutinario y las reservadas para ocasiones especiales. Wonderbra es más que una marca y un modelo de sujetador, es clase y distinción, ya que sus diseños mantienen un patrón al original canadiense y al primer modelo con mayor repercusión entre su clientela, esto es, el Wonderbra 1300. A partir de ese lanzamiento países como Reino Unido cayeron rendidos a los encantos de este sujetador, para Reino Unido, icono de belleza y sensualidad, convirtiendo en sexy a la mujer que lo incluyera en su habitual armario de lencería. Justo por eso, hemos querido tenerlo en nuestro semanal Vestidor L’Officiel.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas