Moda

Vestidor L’Officiel: Birkin de Hermés

Colas. Y colas y colas y colas. Y listas de espera para hacerse con él: el gran tesoro de Hermès. El modelo Birkin, un bolso cuya forma no necesita presentación. El icono de la industria cuyo renombre hace temblar hasta a la menos coqueta, que tantos y tantos sueños frustra. Detrás del sueño, hay una historia real que le da apellido (su nombre era Jane).

Birkin. Poco más necesitamos decir para aclarar nuestra contestación si alguien, en un momento de cuestionable duda, nos preguntase: “¿Cuál es el bolso más icónico de la historia?”. Sí, querida, tras esa cara de desaprobación total ante el desconocimiento, cual teenager estadounidense mascando chicle en un patio de instituto, la respuesta es sencilla. Birkin, Hermès.

Y olvídate de todo lo demás. Nada de Chanel ni Gucci ni Chloé, ni el largo listado de firmas y firmas que engrose tu lista de grandes deseos en este mundo. En cuestión de bolsos, por muchas opciones que haya, el rey es solo uno, el gran as de la baraja. Y su nombre, aunque parezca mentira, es de lo más femenino que vayas a encontrar.

Precisamente por el perfil en el que se inspira. Única, estupenda y un icono en la industria, Jane Birkin fue la gran mujer que inspiró cada uno de sus detalles, basados en una anécdota. Fue en un vuelo en el que la actriz y el que, por entonces era el presidente de la casa, compartieron. El destino no nos importa, solo el hecho de la promesa que, viendo las dificultades de Jane para mantener todas sus pertenecias en su bolso, Jean-Louis Dumas le hizo.

“Un bolso para transportar toda una casa”, tal cual. Funcional y con un diseño único que lo convirtiese en un icono, como todo lo que hace la firma. Y de ahí, gracias a la innumerable cantidad de versiones y diseños que la actriz solía lucir, siempre con los herrajes abiertos y un estilo impecable.

Entre sus grandes apasionadas, Victoria Beckham o el clan de las Kardashian, entre otras muchas celebrities, son algunas de sus coleccionistas. Se dice, por cierto, que para conseguirlo hay auténticas listas de espera de años y años y años. ¿Exclusivo? Se queda corto…

Entradas relacionadas