Moda

Todo el mundo quiere a Palomo

Después de ver “Wunderkammer”, su colección Primavera/Verano 2019, intenta tú no hacerlo si puedes.
Reading time 3 minutes

Hay ciertas cosas (aparte de la colección, aunque en los tiempos que corren ni siquiera es definitiva) que pueden estropear un desfile. Que haya cola en la entrada, una espera de más de 40 minutos a que salga el primer look o que se vaya la luz a mitad del espectáculo. Todas se dieron ayer en la presentación de Palomo Spain, pero ninguna pudo aguar esa fiesta. Porque la cola de dimensiones desproporcionadas se amenizó con el desfile espontáneo de los invitados (ya nadie se produce tanto como para responder a la llamada de Alejandro Rodríguez Palomo), la espera sirvió para echar un vistazo al Museo Nacional de Ciencias Naturales y la luz…. bueno, no es difícil de creer que entre las prendas y la energía se fundiesen los plomos. 

Bajo el nombre de Wunderkammer, el que recibían los gabinetes de curiosidades de los siglos XVIII y XIX, su colección para la próxima primavera propone un viaje no solo a los confines de la tierra, sino a un tiempo en el que todavía no creíamos que lo sabíamos todo. El explorador, esa figura que de romántica casi parece mitológica, reaparece bajo su mirada y demuestra que no hay mejor manera que el viaje y la búsqueda de respuestas para adquirir nociones de estilo. 

Ya van siete colecciones y el chico Palomo Spain se hace mayor pero no aburrido. Sigue convencido de que no hay moda sin volúmenes (y los maneja a la perfección) o si las prendas no vienen con su propia banda sonora, porque el lino y la seda solo son realmente buenos cuando hacen ruido al ponerse en movimiento. Sabe, también, que ya no tiene edad para desatender los accesorios, y por eso amplía su estudio de bolsos, cinturones, zapatos y…. tocados y pamelas. Elaborados en colaboración con Tolentino Hats, alguno de los elaborados en plumas fue capaz de arrancar los aplausos del público en plena presentación.

Para despertar la curiosidad de cada uno de los asistentes el diseñador decidió entregarles una rareza para el recuerdo: una muestra de ADN de una especie que apareció en Posadas (Córdoba) en 1992, y que ojalá alguien pueda emplear para reproducir en el futuro. Lo siento por los dinosaurios, pero el mundo con Palomo es más emocionante y divertido. 

Hoy verás y leerás que Almodóvar, Rossy de Palma, Paco León, Brays Efe, Anna Castillo o Raquel Sánchez Silva (entre muchos otros), acudieron al desfile. Pero eso no fue lo más importante. Palomo Spain nunca ha sido para todo el mundo, pero ha demostrado que una de las formas más eficaces de llegar al corazón de la gente es dejarse la piel (y el ADN) en lo que haces. 

/

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas