Raf Simons, danos una razón para comprarnos tu cinta - L'Officiel España
Moda

Raf Simons, danos una razón para comprarnos tu cinta

Dinos algo para entender que tu cinta adhesiva no es sólo una polémica más en el mundo de la moda, que también.
Reading time 3 minutes
Dinos algo para entender que tu cinta adhesiva no es sólo una polémica más en el mundo de la moda, que también. Sólo te pedimos eso, Raf Simons. Porque lo hemos intentado. Te lo prometemos. La hemos visto y lo primero que nos hemos preguntado es por qué. En qué estabas pensando. Dónde encontraste la inspiración. Quién te gustaría que la llevara. Hablamos de tu cinta, claro. Esa de la que todo el mundo habla en el mundo de la moda, precisamente sin saber si esto es moda. Lo que sí es seguro es que nunca una cinta adhesiva había aparecido en tantas revistas. La tuya, Raf, cuesta 170 € y no es que no queramos comprarla. Es que necesitamos una razón para hacernos con ella. Entiéndenos como nosotros lo intentamos contigo. Igual el problema es ese. Que para ti la moda no se entiende. O conquista o nada. Por cierto, te ha ocurrido como a Prada, que puso a la venta un simple clip para sujetar billetes por 160 euros. En tu caso, has querido convertir la cinta aislante en un cinturón. Podría haber sido un recurso o algo puntual en tu desfile pero la cosa ha ido más allá y las tiendas de lujo ya han vendido los primeros ejemplares. Hay dos tipos: el rollo blanco con el mensaje Youth Project y el negro, con la frase Walk with me. No sabemos aún si caminar con ella, la verdad. Todavía no nos has dado el motivo que te pedimos. Lo que sí sabemos es que no es la primera vez para ti. Te acordarás mejor que nadie de esa bolsa de papel que diseñaste para Jill Sander y que se agotó a pesar de su precio, unos 260 euros. La verdad es que tampoco es que no nos guste el efecto cuando se combina con una chaqueta de tweed oversize o con un maxi abrigo pero no nos imaginamos esta prenda en nuestro armario, al lado de los otros cinturones. Entonces, Raf, qué hacemos. Ahora es cuando nos dices que no eres el único. Y es verdad. Balenciaga, sin ir más lejos, reversionó la famosa bolsa de IKEA azul y la acabó convirtiendo en un artículo de lujo. En cualquier caso, no veníamos a llevarte la contraria ni a intentar convencerte de que esto no es moda. Eso que lo decida la gente. La que compra. La que viste. La que dicta sentencia en la calle. La que llena de vida una tendencia. Ellos son los únicos que pueden decidir si tu cinta es un éxito o, de lo contrario, pasa al olvido. Pero lo que sí nos gustaría recordar, entre tanta polémica, es que has sido es muy valiente. No sabemos si consciente o inconscientemente. Y eso, más allá de si nos gusta o no la cinta aislante, se debe aplaudir. Así que gracias, Raf. Gracias. Guardar

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas