Moda

Q&A - Mariu Emilas: Balenciaga

Mariu Emilas, cuarta generación de una familia dedicada a la moda, habla de la vida que llevaron su abuelo y padre con el maestro Cristóbal Balenciaga.
Reading time 4 minutes

¿Cuál es el objetivo principal de escribir este libro?

Fue un proyecto de mi padre que comenzó a plasmar a la edad de 76 años, tras participar en el rodaje del documental Balenciaga. Permanecer en lo efímero, de Óskar Tejedor, en 2007. Dejó muchas notas y un borrador pero falleció tres años después y no llegó a verlo publicado. Yo prometí a mi madre que esta obra vería la luz. Su objetivo era recoger su experiencia y la de mi abuelo, y divulgar algo que hasta entonces no se había hecho: el ‘universo Balenciaga’ desde dentro. Mi padre vivió en este entorno desde niño y cosió hasta tres años antes de su muerte. Lo que sentía era pasión por la figura de Balenciaga y por el oficio. 

¿Cuánto tiempo ha tardado en escribirlo?

Empecé a los pocos meses de morir mi padre, en 2010, pero me resultó imposible. No estaba preparada emocionalmente y esto también impedía que pudiese escribir de forma objetiva. En aquel momento me sentía una intrusa pretendiendo hablar de algo que no me pertenecía y que tenía una gran carga emocional. Decidí dejarlo y seis años después volví a abrir el cajón, saqué las notas, el borrador, las cartas de Balenciaga a mi padre, las fotos, los recortes de periódico y sentí que era el momento. Tardé un año en escribirlo. Se publicó en noviembre de 2017, cien años después de la apertura de la primera casa de Balenciaga. 

¿Qué espera obtener de esta obra?

Mis dos objetivos eran: cumplir el sueño de mi padre (es decir, aportar conocimiento de la figura de Balenciaga) y que mi madre viese cumplido el sueño de su marido. Te puedo decir, sin exgerar, que en mi casa, en vida de padre, no creo que haya pasado ni una sola semana en la que no se haya hablado del maestro. Me sentí con el deber de recoger el testigo y no permitir que todo esto se perdiese. Aporta conocimiento no sólo a los interesados en la moda, también a docentes, estudiantes, neófilos y a los fascinados por su obra. 

¿Qué hay de usted en este libro?

Mi padre dejó en mí el recuerdo de una vida repleta de experiencias, relato y anécdotas. He intentado plasmar todo esto sin dejar una palabra y coma en el tintero. He procurado meterme en la piel de mi padre revisando ciento de veces las fotos de las tres generaciones de modistos en los álbumes familiares buscando ese sentir en sus miradas, sus gestos y su indumentaria: he escuchado su voz en cintas grabadas y en vídeos, y he añadido a sus manuscritos mis recuerdos de la infancia para sentirme partícipe de todo ello. Ha sido todo un viaje interior. En este libro está mi corazón. 

¿Cuál es su parte favorita del libro?

Mi parte favorita es el final del segundo capítulo (Balenciaga y el mar), el texto es íntegro de mi padre y recoge de forma intimista quién fue Balenciaga, jefe y hombre. 

¿Con cuál se ha divertido más y con cuál menos?

Creo que he disfrutado y sufrido a partes iguales. El proceso de la escritura ha sido fluido y tormentoso, pero sin duda una experiencia única. La satisfacción que sentí cuando puse el punto y final, una madrugada a las 02:00 horas, dudo que se vuelva a repetir. Cuando empecé sabía que iba a ser un viaje interior, pero no podía imaginar hasta que punto. 

 

 

Artículo publicado originalmente en el número 29 de nuestra edición impresa.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas