Moda

Y llegó el cropped top (para quedarse)

A veces, la tendencia que habla más bajito nos convence y encuentra su sitio en nuestros looks diarios.
Reading time 2 minutes

A veces, la tendencia que habla más bajito nos convence y encuentra su sitio en nuestros looks diarios. Es lo que ha ocurrido con los cropped tops. Se llevan. Primero en las pasarelas y ahora, en las calles. Y no parece que tengan prisa en hacer las maletas y caer en el olvido. Al contrario, cada vez son más los ombligos que este verano han decidido coger aire y convertirse en el centro de todas las miradas. Algunas famosas ya se han hecho con el suyo, por ejemplo, Beyoncé. La diva del pop ha colgado una fotografía en sus redes sociales en las que, por cierto, habla alto y claro. Solo ha necesitado un cropped top de la marca deportiva Fila y unos shorts rotos. En realidad, ha hecho falta algo más. Algo así como unas declaraciones para responder a las críticas que ha recibido los últimos días por haber publicado una imagen suya bebiendo un vaso de vino tras haber dado a luz. Yo soy así y así seguiré. Energía y carácter, en las palabras y en el look escogido. ¿Casualidad? Pero hay vida más allá de Beyoncé. Y muchos, muchos tipos de cropped tops. En clave sporty, más grunge o de inspiración boho. Y esto solo es un aperitivo. Porque esta prenda no es una más. Es cuestión de actitud, de seguridad, de paso firme. Solo así se entiende que incluso en los escenarios más formales, como en la oficina, esté permitido “enseñar” un poco más sin que resulte vulgar. Balenciaga propone, por ejemplo, una falda de tubo muy subida de cintura combinada con un cropped top básico. No hace falta más motivos para decir que sí. A todo. Por cierto, ya lo habrás notado pero nosotros no vamos a utilizar esa palabra que suele acompañar los artículos que hablan de esta moda: los abdominales. Podríamos pero no. Mejor vamos a decantarnos por otro discurso. Y nos lo vamos a creer, además. Es verano y lo confesamos: nos encanta que los cropped tops se hayan puesto de moda. Pero tampoco vamos a olvidarnos de algo básico. Si una prenda aterriza en tu vida, que sea para bien. Para sentirte bonita. Para ser tú. Y si no es así, no pasa absolutamente nada, porque lo mejor de la moda, es que habrá otra tendencia esperándote y si ahora no ha surgido el amor, es que algo mejor está por llegar y vestir(te). Guardar

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas