La modelo Ajak Deng, entre el activismo y el punto y final - L'Officiel España
Moda

La modelo Ajak Deng, entre el activismo y el punto y final

“Ya no puedo con la falsedad y las mentiras”, ha declarado la joven tajantemente. 
Reading time 2 minutes
“Ya no puedo con la falsedad y las mentiras”, ha declarado la joven tajantemente. Sin embargo, al poco de incendiar las redes con esta declaración, nos sorprendía volviendo a la industria alegando que dejarlo es demasiado fácil que la guerra se lucha desde dentro. De origen australiano, la supermodelo Ajak Deng acaba de oficializar sus intenciones de retirarse del mundo de la moda. A sus 25 años, y habiendo desfilado para marcas de la talla de Bottega Veneta, Chloé, Zac Posen, Marc Jacobs o Givenchy, deja de esta manera un vacío enorme en la industria, siendo una de las modelos de color más relevantes de las últimas temporadas. “Me siento feliz de anunciar que oficialmente he terminado en la industria de la moda. Volveré a Australia para vivir la vida que realmente me merezco. Una vida real. Ya no puedo con la falsedad y las mentiras. Mi vida es demasiado corta para este dramatismo. Me siento agradecida por todas las almas dulces que me he cruzado en el camino”, ha escrito la modelo en un imagen subida en su cuenta de Instagram. Instagram @ajak_deng Así de tajante se mostraba la modelo hace un par de días, no había lugar para la duda, su carrera en la moda había terminado.Centrándose en los aspectos positivos de su camino, Deng daba por finalizada su experiencia en un mundo tan maravilloso como confuso como lo es el de la moda. El motivo eran las injusticias y discriminaciones que, a estas alturas, se siguen viviendo en la industria. Y es que aunque en estos últimos años hemos visto un cambio positivo en cuanto al canon de belleza de la industria, a través de campañas a favor de la heterogeneidad y de la diversidad de cuerpos, culturas o razas, siguen surgiendo noticias como ésta, que rompen con todo lo que creíamos que habíamos construido. Sin embargo, hoy nos ha sorprendido retractándose de estas palabras. Deng no se va, de momento, considera "demasiado fácil huir" y ha decidido luchar desde dentro. Porque sí, todos tenemos baches, y el mundo de la moda que parece vestido de purpurina, no deja de ser como cualquier otro trabajo, con una magia increíble eso sí, pero también con injusticias y baches. Y al final, rectificar es humano: Deng tiró la toalla para cogerla de nuevo con más fuerza. Y ese gesto ha reforzado más aún su denuncia y ha hecho que el mundo entero se replantee determinados aspectos de la industria que han de cambiar urgentemente, lo cual ya es un gran paso. Instagram @ajak_deng

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas