Moda

El algodón está en peligro y sólo la moda puede salvarlo

El algodón tiene graves problemas de supervivencia y desarrollo, y sólo la moda puede resolverlos, y en la sostenibilidad de esta materia prima está la clave de la solución.
Reading time 3 minutes
El algodón tiene graves problemas de supervivencia y desarrollo, y sólo la moda puede resolverlos, y en la sostenibilidad de esta materia prima está la clave de la solución. Cada cierto tiempo asistimos a la noticia que informa de la nueva conciencia medioambiental que la marca en cuestión tiene preparada para poner en práctica lo antes posible. Un hecho que se repite con más frecuencia en los tiempos que corren, cuando la mentalidad de las firmas por hacer de la moda un arte totalmente protector del medio ambiente y sus materias primas está en auge, tanto por el deseo propio de crear respetando al máximo los materiales nobles que se emplean para ello, como para gritar al mundo que los tiempos están cambiando y que ahora se lleva todo lo eco. Pero ocurre que con el algodón ni el grito de concienciación está siento tan alto, ni la sostenibilidad que la marcas hacen de él está siendo lo suficientemente buena como para que el algodón puede despedirse de su mal consumo masivo y despiadado. La mentalidad que anime a hacer el cambio de algodón regular a sostenible está presente en casi la totalidad de firmas que componen la industria de la moda; otra cosa, muy diferente, es la manera que tienen las mismas de ejecutar sus recursos para que dicho cambio sea efectivo, rentable y resuelva el problema principal, su escasez debido, casi de forma única, al mal uso que se está haciendo de esta materia. Y es que con el algodón se llega siempre a la misma conclusión: su sobrante al final de la cadena de producción es directamente proporcional al abuso innecesario de cantidades al comienzo de la confección. Una conciencia sobre los materiales que aporta la tierra que, según el informe de 2017 del ranking anual de algodón, emitido por Presticide Action Network (PAN) Reino Unido, Solidaridad y WWF. Líneas que aportan datos sobre el progreso de las 75 marcas estudiadas en la materia de sostenibilidad de este componente textil, y de las cuales sólo 37 de ellas muestras resultados positivos en los avances realizados en comparación con el curso 2016; entre ellas, marcas como IKEA, C&A y H&M, cumplen positiva y airosamente a las cuatro normas que se exigen para hablar de “excelentes marcas que cuidan el uso del algodón”: Better Cotton Initiative (BCI), algodón orgánico, algodón Fairtrade y Cotton Made in Africa. El camino a la sostenibilidad, que se presenta lento y complicado, va en la buena dirección, aunque todavía no sea suficiente, y se prevé que la sostenibilidad del algodón se complete al 100% para el año 2020.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas