Cristales y minerales: una guía para principiantes - L'Officiel España
Lifestyle

Cristales y minerales: una guía para principiantes

Sus propiedades, su uso y una selección de siete cristales para que los pongas a prueba.
Reading time 6 minutes

Los cristales han jugado un papel clave en el aspecto espiritual de las sociedades a lo largo de la historia debido a sus propiedades únicas y su calidad estética. Y no es de extrañar: son fuente de frecuencias vibratorias que alteran la energía de su entorno. Dependiendo de sus propiedades, los cristales pueden mejorar la energía de una reunión social o aumentar el flujo creativo cuando se usan, transportan o colocan en lugares específicos. Erykah Badu, Ezra Miller y Bella Hadid son solo algunas de celebridades que los utilizan en su vida cotidiana, cada uno en un nivel diferente.

Una de las cosas más importantes a tener en cuenta es lo versátiles que son. Diferentes cristales tienen diferentes propiedades que, a su vez, tienen diferentes energías. Los colores del arcoiris son una herramienta sencilla para categorizarlos. Cada color corresponde a uno de los siete chakras e influye en la energía gobernada por ese chakra. Por ejemplo: un cristal verde, como la fluorita, afecta el chakra del corazón, que trata con el amor, la empatía y las relaciones. Las piedras de colores intermedios impactan múltiples chakras. Mientras tanto, los cristales negros, blancos y rosados ​​ofrecen protección general, claridad y amor. Además, los cristales tienen atributos que se alinean con los doce signos astrológicos.

Piensa en los cristales como un sistema de soporte que devuelve energía a tu vida. Tienen efectos similares a las afirmaciones y los talismanes: encarnan una intención.

Es importante tener en cuenta el cuidado de los cristales a medida que se vuelven parte del trabajo espiritual de cada uno. Durante el uso, los cristales pueden recoger energía estropeada de su entorno que puede atenuar su efecto. Para recargar los cristales, colócalos a la luz del sol durante 24 horas. Para limpiarlos, bajo la luz de la luna llena.

 

El mejor consejo, sin embargo, es adoptar un enfoque holístico de los cristales. Considera las propiedades y energías de la piedra además de tus propias intenciones y metodología. Ten a mano un cristal azul en el lugar de trabajo para fomentar la expresión y la claridad, un cristal rojo en casa para la conciliación y un cristal amarillo en el bolsillo para sentirte sociable. Los cristales son herramientas, y depende de cada individuo implementarlas en su vida.

Si quieres saber por dónde empezar...

Turmalina negra

Azabache y lustroso, este cristal está asociado con el chakra raíz. La turmalina negra tiene una energía de base que promueve la atención y la conciencia de las energías circundantes. Promueve el descubrimiento interno y proporciona un paso hacia la curación además de repeler la energía negativa. Es una piedra de protección general que evita el miedo y fomenta la comprensión. Se asocia con Escorpio y actúa como una especie de escudo de energía.

Ojo de tigre

El ojo de tigre es una piedra lisa con un tono marrón dorado que promueve la claridad y el poder personal. Usa la piedra para descubrir el coraje, la disciplina y la fortaleza interior. Se asocia con la acción, el chakra sacro y los signos de Aries, Escorpio y Capricornio. ¿Necesitas un impulso de confianza y prosperidad? Imbuye el cristal con intenciones claras de resistencia y valentía y consérvalo como un recordatorio de aspiraciones personales, artísticas o profesionales.

Citrina

Este cristal tiene una composición brillante y cálida que aumenta la alegría, atrae la abundancia y focaliza la pasión. Su color amarillo anaranjado se corresponde con el chakra del plexo solar y refuerza la relación con el ser interior, en particular, fomenta la autoestima y el respeto por uno mismo. La citrina tiene una irradia poder positivo a su poseedor y especialmente a Geminis, Aries, Libra y Leo.

Cuarzo rosa

Es una de las piedras por excelencia en cualquier colección de cristales. La piedra rosa milenaria atrae la bondad, la compasión y el romance. Se asocia principalmente con Tauro y Libra, dos signos gobernados por el planeta Venus y el chakra del corazón. Sin embargo, es mucho más que amor. Equilibra, sana y rejuvenece todas las emociones. En particular, enfría los ánimos, despeja la ira, la culpa y los celos al tiempo que fomenta la compasión y la armonía.

Turquesa

Es uno de los cristales más reconocibles en el uso diario. Su color azul verdoso está en sintonía con el chakra de la garganta que rige la comunicación, la expresión y la creatividad. Mejora tus habilidades de habla y narración mientras complementa tu creatividad interna. Coloca el cristal en un estudio o espacios de trabajo para un impulso de energía artística. Encaja con Sagitario, Piscis y Escorpio, pero complementa a cualquier signo.

Amatista

El color violeta profundo de la amatista hace que este cristal sea uno de los más bonitos. Comúnmente asociada con los signos de Acuario, Piscis, Virgo y Capricornio, la amatista está en sintonía con los momentos de transformación en la vida y aumenta las conexiones con el espíritu y la intuición. También evita las pesadillas y ofrece una sensación de claridad mental a su poseedor, generalmente mejorando el pensamiento a medida que gobierna el chakra del tercer ojo. La amatista tiene una poderosa influencia calmante y pacífica que la convierte en uno de los mejores cristales de meditación que existen.

Selenita

Este cristal blanco lechoso se asocia con el signo de Cáncer y el chakra de la corona, que rige la conciencia y la sabiduría. Nombrado en honor a la diosa griega de la luna, la selenita frustra la negatividad y fomenta la alineación entre lo físico, lo espiritual y lo mental. A menudo en forma de piedras lisas y redondas, se puede encontrar en su forma original de varilla.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas