Lifestyle

¿Temperaturas bajo cero? Estás adelgazando

Al otro lado del charco son así: si se enfrentan a un vórtice polar, le buscan el lado positivo.
Al otro lado del charco son así: si se enfrentan a un vórtice polar, le buscan el lado positivo. Un estudio publicado por la revista Time revela que aquellos individuos expuestos a temperaturas “incómodas”, queman grasa de manera más fácil. De hecho, resulta que nuestra costumbre de poner la calefacción a temperaturas agradables podría ser una de las causas de la obesidad. En la investigación, realizada en la Universidad de Maastricht, participaron 51 individuos que fueron sometidos a temperaturas de 16 grados durante 10 días. Y no lo pasaron tan mal: se acostumbraron al frío y dejaron de darse cuenta incluso de si la temperatura descendía de esos 16 grados. Y aquí viene lo interesante: resulta que el cuerpo, para mantener su temperatura, tira de grasa marrón. La grasa marrón, a pesar de su nombre, es de la buena. Los procesos que implican quemar grasa marrón, se llevan por delante también a la grasa blanca (la mala, mala). Total, que si nos exponemos a temperaturas más bajas, activamos estos procesos. Y al mal tiempo… buena cara.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas