Siete razones por las que empezar a pintar - L'Officiel España
Lifestyle

Siete razones por las que empezar a pintar

Además de ser divertido y creativo, pintar puede traer muchos e insospechados beneficios a tu vida.
Reading time 2 minutes
Además de ser divertido y creativo, pintar puede traer muchos e insospechados beneficios a tu vida. Como terapia. Particularmente para personas agresivas o nerviosas. Cuando pintas, tu cuerpo y tu mente se relajan, generando un estado mental de paz y serenidad. La pintura también se utiliza como terapia en muchas afecciones de carácter psicológico tales como el autismo. Para mejorar la motricidad. Los movimientos que se realizan a la hora de pintar y dibujar han de ser precisos, delicados y sutiles, y esto ayuda a ejercitar nuestro sistema nervioso y mantener así una buena capacidad motriz. Además, es una actividad muy beneficiosa para las personas que sufren artritis. Para poner en forma nuestro cerebro. Cuando dibujas, pones en funcionamiento los dos hemisferios de tu cerebro. El del lado izquierdo se encarga de la parte más lógica y racional, mientras que el segundo se ocupa de la creatividad y de controlar nuestras emociones. Las actividades que fomentan tanto la lógica como la creatividad son muy útiles para prevenir y combatir enfermedades tales como el Alzheimer o la demencia senil. Para mejorar nuestra capacidad de concentración. Las personas que se distraen con facilidad encontrarán en la pintura la actividad perfecta para ellos, pues mientras pintas, tu mente se encuentra en un estado de total concentración, haciendo que el tiempo pase a toda velocidad. Ejercitando de este modo tu capacidad de concentración, conseguirás mejores resultados en los estudios y en el trabajo. Para combatir los problemas y preocupaciones. Al pintar y dibujar estamos creando, dando forma a nuestros pensamientos, alegrías y miedos. Plasmar estos sentimientos en el lienzo nos puede ayudar tanto como contárselos a un buen amigo. Como un reto. Al principio puede que pienses que lo tuyo no es el arte, pero pronto comenzarás a ver resultados positivos y al echar la vista atrás, quedarás impresionada con tu evolución. Para ser más felices. Ya sea solos o en compañía de amigos, el mero hecho de coger el pincel hace que nos sintamos totalmente relajados y generemos endorfinas, que nos ayudan a sentirnos mejor, más contentos y con más energía.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas