Royal Bliss, la hora de reivindicar el mixer premium - L'Officiel España
Lifestyle

Royal Bliss, la hora de reivindicar el mixer premium

La barra se convierte en un espejo que no deja de brillar.
Reading time 3 minutes

La barra se convierte en un espejo que no deja de brillar. Desde allí llegan destellos de ginebras de importación, whiskys de malta y rones añejos que piden desesperadamente parejas de baile que estén a su altura.

Años pensando en cartas elaboradas, en matices botánicos, en aromas ahumados y en toques de madera. Años en los que el concepto premium se ha establecido en nuestros bares, nuestros restaurantes y nuestros clubes. Y en todo este tiempo aún no te habías parado a pensar en la importancia del mixer

Es hora de cambiar las tornas en este baile sin máscaras y recuperar el papel del mixer en tu copa. Ser conscientes de que si queremos lo mejor no podemos ser conformistas y pisar el camino mil veces andado. Se trata de encontrar nuevos senderos y abandonar las rutas que nos llevaban a ser previsibles, se trata de redescubrir la naturalidad.

Por eso nos dejamos tentar por la sutilidad de lo natural que los ocho mixers de Royal Bliss nos ofrecen ante nuestros sentidos. Mixers que llegan a nuestras barras para reivindicar su lugar y entre nuestros hielos demostrando que sin ellos nuestras copas no tienen sentido.

Ocho mixers para reconciliarnos con lo realmente importante

Sabor, color y olor para marcar el paso de este baile que el bartender orquesta con sus pinzas y al que todos los que de verdad aman el inconformismo están invitados. Productos que lanzan un mensaje claro para reencontrarse con todos aquellos que estaban cansados de lo mismo.

Parejas icónicas de las sobremesas como la tónica, el ginger ale o los mixers de naranja y limón que con Royal Bliss van un paso más allá. Se acabaron los tiempos de un limón combativo que noqueaba el sabor de un buen ron. Dejen paso a un Ironic Lemon de Royal Bliss que combina frescor y equilibrio para respetar a los añejos destilados de la caña.

También es tiempo de que pongamos sobre la mesa al Irrevent Ginger Ale, el mejor amigo del whisky y la mejor forma de aderezar entre notas de jengibre los recuerdos a madera a los que nos remite el rey de la malta.

Y sí, volvamos al gintonic, pero no lo hagamos de cualquier manera. Estamos cansados de macedonias florales frutales abrumadoras, queremos apostar por la calidad y por el equilibrio. Contemos con Bohemian Berry Sensation, un mixer que conjuga los frutos rojos sin empalagar para darle un toque de suavidad y dulzura a las mejores ginebras.

Ocasiones para brindar no nos faltarán, sólo se trata de desandar los pasos, dejarse tentar por el sutil mundo de la complicación y demostrar que lo más fácil en esta vida es ser natural y volver a echar a andar. Con Royal Bliss será mucho más fácil, te lo garantizamos en este viaje por los sentidos para comprender lo que hay más allá de un mixer.

Fotografías: Miguel Álvarez.

/

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas