Por qué debes dejar de quejarte, según la ciencia - L'Officiel España
Lifestyle

Por qué debes dejar de quejarte, según la ciencia

Las consecuencias sobre nuestra salud — y la de los demás — son más graves de lo que nos imaginamos.
Reading time 2 minutes
Las consecuencias sobre nuestra salud — y la de los demás — son más graves de lo que nos imaginamos. Ser percibidos como una persona negativa puede ocasionar problemas — tanto en el ámbito personal como en el profesional —, por no mencionar la incomodidad que supone estar acompañado de alguien que se queja con demasiada frecuencia, pero poco se habla de los efectos que tiene esta práctica en uno mismo. Lo cierto es, como bien ha corroborado la ciencia recientemente, que quejarse puede tener consecuencias terribles a nivel mental y físico. Según el autor Steven Parton, quejarse puede incluso llegar a matarte, lo cual aunque suene alarmante, ha sabido argumentar en base a tres puntos. En primer lugar, y atendiendo a las leyes de la neurociencia, los pensamientos negativos repetitivos (como ocurre de la misma forma con los positivos) fomentan la aparición de más pensamientos negativos, haciendo que nuestra actitud y personalidad se amolden y adquieran una tendencia hacia los pensamientos que tenemos con mayor frecuencia. Parton también nos aconseja ser cuidadosos con respecto a las consecuencias físicas, puesto que cada vez que expresamos negatividad, liberamos cortisol, que provoca problemas en el aprendizaje, interferencias en la memoria, complicaciones en el sistema inmune, aumento de la presión sanguínea, del colesterol y problemas del corazón, entre otras dificultades. Además, cuando observamos a alguien expresando sus sentimientos, cualesquiera que sean, nuestro cerebro trata de sentir esa misma emoción, en un esfuerzo natural de empatía, resultando en que rodearnos de personas negativas también puede ser destructivo. Estos tres pilares, constituyen una base fundamental a la hora de argumentar por qué quejarse con frecuencia es malo para nuestra salud, pero lo cierto es que no hace falta investigar mucho para ser conscientes de la importancia de mostrarnos positivos ante la vida. Porque al fin y al cabo la actitud es vital a la hora de enfrentarnos a cualquier circunstancia, y una visión optimista siempre hace el camino mucho, mucho más fácil.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas