No engordes ni un gramo estas Navidades - L'Officiel España
Lifestyle

No engordes ni un gramo estas Navidades

Para mantener esa línea que tantos meses de gimnasio te ha costado esculpir, lo primero que debes recordar es hacer las cinco comidas diarias: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.
Reading time 2 minutes

Para mantener esa línea que tantos meses de gimnasio te ha costado esculpir, lo primero que debes recordar es hacer las cinco comidas diarias: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. De esta forma, mantendrás tu metabolismo activo y no llegarás a Nochebuena queriendo comerte el pavo entero. Lo segundo, evitar las comidas pesadas. Sí, es complicadísimo tratándose de Navidad, pero recuerda que si vas a ingerir fritos, salsas, dulces o comidas hipercalóricas, tu mejor aliado es el plato de postre. Procura que las cantidades sean menores, saborea la comida despacio y no comas con los ojos. Bebe mucha agua. Y si te gusta el té, después de cada gran banquete, pide uno verde, rojo o negro. Así te mantendrás hidratada, te sentirás saciada rápidamente y depurarás tu organismo gracias a la eliminación de toxinas. En estas fechas están permitidos los complementos alimenticios. Es decir, ya que vas a hacer un esfuerzo que te costará sudor y lágrimas, porque no inflarse a polvorones en Navidad puede ser causa de depresión, ayúdate. Puedes escoger unas pastillas para quemar grasa, saciantes, que te ayuden a tener un metabolismo más rápido o que te hagan la digestión menos pesada. Opta por aquella que cubra mejor tus necesidades. Aunque sin duda, tu mejor complemento es el deporte. La Navidad no es sinónimo de sedentarismo, haz acopio de voluntad y sal a correr o a hacer el deporte que más te guste. Pero cuidado, eso no da derecho a abusar de la barra libre de comida y bebida, más bien es un remedio al exceso que seguro vas a cometer. Por último, y este es el mejor de los consejos, ¡mucho cuidado con los tuppers de sobras! No puedes comer tres días seguidos ensaladilla rusa porque tu suegra hizo para un regimiento, ni puedes desayunar, comer y cenar roscón de Reyes. Recuerda, tirar la comida es un gran error, pero comértela porque sí, también. Dosifica y reparte calorías para todos, no te las comas tú todas.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas