Megève, el paraíso francés para los amantes del ski y del savoir faire - L'Officiel España
Lifestyle

Megève, el paraíso francés para los amantes del ski y del savoir faire

En el flanco francés del Mont Blanc y rodeado de hermosos bosques, se encuentra Megève, posiblemente uno de los pueblos más bonitos entre todas las estaciones de ski del país vecino.
Reading time 3 minutes

En el flanco francés del Mont Blanc y rodeado de hermosos bosques, se encuentra Megève, posiblemente uno de los pueblos más bonitos entre todas las estaciones de ski del país vecino. Además de parecer el escenario de un cuento de hadas, es un lugar refinado con una oferta hotelera y gastronómica de primer nivel. Su estación de ski cuenta con una prestigiosa fama por la calidad y diversidad de sus servicios y, obviamente, por su oferta en cuanto a deportes de invierno. Esto junto al hecho de haber sabido conservar su identidad de pueblo de montaña con un característico centro histórico, hacen de este destino uno de los preferidos de los amantes del ski en Europa y especialmente de los parisinos; tanto es así que muchos lo denominan el “distrito XXI de París”. He tenido la suerte de pasar mis vacaciones de Semana Santa disfrutando con mi familia de unos increíbles días de deporte, relax y buena gastronomía en esta localidad que cuenta con un dominio esquiable enorme y con unas pistas perfectas, llenas de pinos y con muy poca gente. Además, el estado de la nieve era perfecto. Para relajarse después de una jornada sobre los skis nada mejor que optar por uno de los hoteles más lujosos de la zona, que tiene entre sus huéspedes habituales a personalidades como Brigitte Bardot. Se trata de Les Fermes de Marie que no solo se encuentra en un entorno de ensueño, si no que ofrece a los clientes una auténtica experiencia sensorial donde la naturaleza y una decoración exquisita se funden para hacer que uno se sienta en el paraíso terrenal. Tomar un chocolate caliente al pie de la chimenea mientras observas cómo la nieve cae en el exterior al otro lado de la ventana o disfrutar de un tratamiento en el maravilloso spa del hotel son solo dos de las inolvidables experiencias que me llevo de mi paso por Les Fermes de Marie. Aquí no existe estrés ni ruido, es como si el tiempo se detuviese en un ambiente acogedor, discreto y elegante. Además, los amantes de la gastronomía también podemos disfrutar de dos magníficos restaurantes, uno de los cuales está especializado en las típicas fondues y racletes de la zona. Una auténtica delicia. El restaurante tradicional sirve exquisitos platos, muchos de los cuales también son especialidades de la comida saboyana.   Les Fermes de Marie está situado a tan solo cinco minutos a pie del pueblo, que es de auténtica postal. A pesar del frío, resulta muy placentero pasear por sus calles con las típicas casas alpinas, admirando los escaparates de las numerosas tiendas de lujo que se congregan en Megève, donde es fácil caer en la tentación de darnos un caprichito de firmas como Hermés, Moncler o Ives Salomon. Y para terminar este nuevo recorrido por unos días de ensueño que siempre acompañarán mis mejores recuerdos, no puedo olvidarme de concluir con un toque dulce mencionando el lugar donde he tomado probablemente los mejores crepes de mi vida, La P’tite Crèperie Megève. Una delicia para niños y mayores! Raquel Oliva, vicepresidenta de Oliva Iluminación @raquelolivamarc

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas