Lifestyle

Más que sushi: ‘Tokio, las recetas de culto’

En pleno apogeo occidental de la cocina japonesa, el libro Tokio, las recetas de culto, llega a nuestra estantería para recordarnos que hay vida más allá del sushi.
Reading time 2 minutes
En pleno apogeo occidental de la cocina japonesa, el libro Tokio, las recetas de culto, llega a nuestra estantería para recordarnos que hay vida más allá del sushi. Se trata de un delicado recetario que propone un todo un viaje para el gusto y la imaginación a través de la gastronomía nipona en seis etapas, correspondientes a cada una de las comidas del día. La obra de Maori Murota es un éxodo a las entrañas de una cocina al alza. Ella nació y creció en Tokio, para vivir después a caballo entre Nueva York e Indonesia e instalarse definitivamente en París poco después. Fue allí, en Francia, donde se dio cuenta del desconocimiento imperante respecto a la gastronomía de su país. Su libro Tokio, las recetas de culto, publicado en España por la siempre detallista editorial Lunwerg, trata de llenar esa falta y nos descubre los entresijos de una cocina fascinante a través de un total de cien recetas caseras, fáciles de elaborar, sabrosas y equilibradas. El libro se divide en seis capítulos, uno por cada comida o momento gastronómico del día. Comienza con Asa Teishoku, el desayuno típico japonés con arroz, sopa de miso, tsukemono, pescados y huevos. Continúa con Ohiru, el almuerzo, que se compone de fórmulas sencillas y de rápida elaboración con arroz o fideos. El tercer escalón es Bento, la fiambrera japonesa que incluye proteínas, verduras frescas y, cómo no, arroz. A continuación llega la hora de la merienda con Oyatsu, que se inclina por los ingredientes dulces como pasteles de arroz (mochi) o tortitas rellenas. El quinto capítulo se titula Izakaya y hace referencia a los bares que frecuentan los japoneses cuando cae la noche. Por último, Uchishoku se centra en la cocina más familiar y festiva: carne, ensaladas, pescado marinado, sushi casero… Maori Murota nos invita así a acompañarla en una verdadera aventura culinaria. Un imprescindible para aquellos que no se conforman con el sushi encargado a la oficina, y para todos los que no necesitamos un billete para viajar: a veces con un sabor basta.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas