¿Qué le ocurre a nuestra piel cuando dejamos de fumar? - L'Officiel España
Lifestyle

¿Qué le ocurre a nuestra piel cuando dejamos de fumar?

Que el tabaco no tiene absolutamente ningún efecto beneficioso para nuestra salud es una realidad que todos conocemos.
Reading time 1 minutes

Que el tabaco no tiene absolutamente ningún efecto beneficioso para nuestra salud es una realidad que todos conocemos. Se sabe que la piel es una de las principales afectadas por el consumo de tabaco, pero lo cierto es que las consecuencias no siempre son irreversibles si se toman medidas a tiempo. ¿Sabíais todo lo que puede mejorar vuestra piel si dejáis de fumar?

Tendrás una mayor facilidad para curar las heridas. La nicotina y el monóxido de carbono de los cigarros causan vasoconstricción, y esta falta de oxígeno que llega a nuestra piel ralentiza la producción de colágeno, dificultando asimismo la curación de las heridas.

Ralentizarás el envejecimiento de tu piel. El tabaco provoca sequedad en nuestra dermis, impide la producción de colágeno — como bien vimos anteriormente — y, además, acelera la aparición de arrugas. De hecho, ¿sabíais que las mujeres son más propensas a experimentar envejecimiento prematuro por el tabaco que los hombres?

 

Prevendrás con mayor éxito el cáncer de piel. Según estudios, los fumadores tienen el doble de riesgo de desarrollar esta tipología de cáncer.

Evitarás la aparición del conocido como “acné del fumador”, un tipo de reacción de nuestra dermis a las sustancias del tabaco caracterizada principalmente por los poros bloqueados y los puntos negros.

Reducirás el riesgo de padecer determinados tipos de trastornos de la piel, como la psoriasis.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas