Lifestyle

¿Detox o no detox?

Ahora que nos damos cuenta de que nos hemos tomado a la torera los propósitos de año nuevo y queremos 'resetear' el organismo para empezar de cero.
Reading time 5 minutes
Ahora que nos damos cuenta de que nos hemos tomado a la torera los propósitos de año nuevo y queremos 'resetear' el organismo para empezar de cero. O que nos hemos metido de cabeza al gimnasio pero queremos más. O que, simplemente, estamos cansadas de oir 'detox, detox, detox' sin tener una idea real de lo que es, de lo que conlleva, de cómo se hace y de sus resultados. Ahora, justo ahora es el momento de plantearse la pregunta: ¿detox o no detox? Por qué deberías hacerlo y por qué no. Todas las respuestas están aquí.

“Detox”, estamos cansadas de oírlo y sin embargo nos estamos planteando pasar unos días a base de zumos con el objetivo, dicen, de “depurar” nuestro organismo. Pero ¿qué hay de cierto en todo esto? ¿Hacemos o no hacemos dieta detox? De momento os adelantamos la conclusión: detox sí pero bien entendido.

Empecemos por el principio. El detox se puso de moda cuando una celebrity, nadie recuerda quién porque se multiplicaron en cuestión de horas, apareció en una foto con un zumo verde de dudoso sabor a juzgar por su aspecto. En apenas unos días esos zumos parecían el nuevo café, todas los llevaban en la mano como un apéndice de la misma. Aquellos potingues prometían reiniciar tu organismo a través de una dieta a base de licuados de fruta y verdura que eliminaban las toxinas y grasas de tu cuerpo. Toxinas que supuestamente se almacenaban en el organismo por el funcionamiento propio del día a día y, más aún, por los excesos. Y de repente se convirtieron en la panacea, no sólo se utilizaron para depurar, también para la operación biquini, los días posteriores a algún exceso, los previos a un evento etc. Y de ahí la fama.

De pronto el “detox” se convirtió en sinónimo de “adelgazante”. En opinión de la doctora Aguado, médico de Atención Primaria y nutricionista, “El hecho de que sean ‘detox’ significa que ayudan al organismo a depurar toxinas, no que sean adelgazantes. Los zumos verdes son una buena forma de consumir las cantidades diarias necesarias de fruta y verdura que solemos olvidar, pero no son adelgazantes”. El problema es que pasan a serlo porque el detox supone cierta inanición, la dieta detox más radical concibe varios días en los que únicamente consumes zumos de fruta y verdura por lo que estás falta de proteínas e hidratos de carbono que tu cuerpo necesita, entre otros muchos nutrientes. En definitiva, el organismo enloquece por esa falta y sí, se depura por fuerza porque estás “barriendo” el organismo a base de líquidos pero ¿a qué precio? “Por otro lado-afirma la doctora Aguado- el exceso de antioxidantes no es conveniente. Todo lo que ingiramos debe ir en su justa medida, excederse unos días en tomar antioxidantes tampoco es saludable”. Además, prolongarlo varios días puede tener el temido efecto yo-yo, cuando acabas la dieta vuelves a comer con suerte con normalidad y con menos suerte con ansiedad, así que recuperas toxinas y peso. Es decir, el detox radical de estar unos días a base de zumos es poco saludable y puede tener efecto rebote.

Sin embargo el detox no es del todo malo si es un detox bien entendido.Es una buena práctica tomar frutas y verduras crudas o poco cocinadas por los antioxidantes que contienen y, aunque lo ideal es repartirlas a lo largo del día, puedes consumirlas en un zumo si no llegas a la cantidad diaria. Pero en ningún caso debe sustituir una comida”, comenta la doctora Aguado. Es decir, un detox bien entendido no es otra cosa que llevar una dieta saludable, evitando las grasas, cocinando los alimentos a la plancha, tomando únicamente los carbohidratos necesarios y consumiendo la fruta y verdura recomendada que, como afirma la doctora, puede consumirse en zumo si no lo haces de la forma habitual, esta fruta ya aporta los antioxidantes necesarios para tu cuerpo y el hígado y los riñones se encargan de forma natural de desintoxicarte. Y por supuesto, sin olvidar el ejercicio, aunque se limite a andar, que por otro lado es de lo más recomendable.

Así que, detox sí, pero bien hecho: lleva la vida más saludable que puedas, limita tus excesos consumiendo sólo lo que tu cuerpo necesita-aunque te des algún capricho- y pálialos con una vuelta a la vida saludable. Toma nota de las recetas del detox cuando consideres que no llegas a la cantidad diaria de fruta y toma esos zumos como complemento de una dieta sana. Así evitarás el detox radical de última hora porque ¿a quién le apetece pasar hambre?

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas