Cómo ir (y volver) del gimnasio con estilo - L'Officiel España
Lifestyle

Cómo ir (y volver) del gimnasio con estilo

Ves a Gigi Hadid, a Karlie Kloss o a Rosie Huntington en el gimnasio y parece que no les costara nada hacer ejercicio.
Reading time 2 minutes
Ves a Gigi Hadid, a Karlie Kloss o a Rosie Huntington en el gimnasio y parece que no les costara nada hacer ejercicio. Todas suben unas fotos a Instagram maravillosas, porque ya se sabe, si no está en Instagram no ha pasado. Y cuando vas tú, el sudor te pega el pelo a la cara, la ropa marca lo que no tiene que marcar y a ver quien se hace un selfie sin maquillar. Es un drama, lo sabemos, pero tiene solución. Lo primero es la actitud Ya lo decía Oscar de la Renta, “camina como si llevaras tres hombres caminando detrás de ti”. Pues en el gimnasio igual. Cuidado con el estilismo Destierra las camisetas de propaganda y los pantalones con pelotillas y hazte con unas mallas que realmente estilicen (dentro de lo que puede estilizar una malla) y una camiseta de tirantes. Evitarás así las manchas de sudor y estarás más cómoda. Péinate, pero de verdad Parece una obviedad pero, ¿cuántas os hacéis una coleta de mala manera o un moño revuelto? Ir al gimnasio no es sinónimo de ir descuidada. Hazte una trenza. Además de ser cómoda, evitarás que se te ensucie el pelo.

 @karliekloss

No te maquilles, por favor En el gimnasio, con el sudor los poros se dilatan, aprovecha y deja que respiren. Y si eres de las que no puede evitar salir maquillada a todas partes, elige una BB Cream ligera que cubra imperfecciones pero que no se quede hecha un desastre en cuanto sudes. Por cierto, la máscara de pestañas, prohibida. No queremos un “efecto oso panda”. Hazte una lista de temazos ¿No te has dado cuenta de que cuando paseas con música y suena una canción que te gusta, con ritmo, cambias tu forma de caminar y tu actitud? Los temas que te hacen vibrar lo hacen literalmente, motivan y te ayudan a tener una actitud más positiva. Sal del gimnasio como nueva Di adiós a la cara enrojecida de “hay que ver lo que he sufrido”. Después de tu ducha, revitaliza el rostros pulverizando agua micelar o con una crema hidratante iluminadora.

 @rosiehw

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas