Lifestyle

Adele ya no come pizza y tú tampoco deberías

“Ya no puedo comer pizza.

“Ya no puedo comer pizza. ¿No es horrible?”. Así anunciaba la cantante Adele en un concierto reciente en Santa Monica que, para mantener saludables sus cuerdas vocales, debía despedirse para siempre de una de los alimentos más sabrosos del mundo. Trágico. La razón detrás de esto está relacionada con la salsa de tomate, que provoca un reflujo ácido que afecta negativamente a nuestra garganta. Y aunque la denominada “comida basura” es un capricho que decidimos darnos de vez en cuando (y mientras no se convierta en algo regular, no deberíamos preocuparnos), es conveniente recordar los efectos negativos que supone su ingesta para nuestro organismo, y así reducir en la medida de lo posible su consumo. Si Adele puede, nosotros también.

/

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas