Will Smith odia al personaje que tú más idolatras - L'Officiel España
Hommes

Will Smith odia al personaje que tú más idolatras

Le dio la fama, le vio crecer, le convirtió en el hombre que es hoy… Y va Will Smith y reniega de él.
Reading time 2 minutes
Le dio la fama, le vio crecer, le convirtió en el hombre que es hoy… Y va Will Smith y reniega de él. Parece que ser agradecido no es el rasgo que más define la personalidad del actor, tampoco la justicia; mucho menos la objetividad. Si para ti su papel en El príncipe de Bel-Air fue una continuada serie de actuaciones estelares, para él fue, a grandes rasgos, una interpretación que enterrar y obviar. Bien sea por su más que asentado y asegurado puesto en la industria del séptimo arte o por su acusado sentido de la franqueza (con él mismo), Will Smith no tolera a su personaje de El príncipe de Bel-Air. Y es que, a pesar de compartir con el protagonista de la aclamada serie el mismo nombre, Will, nada tienen que ver el uno con el otro. El actor se declara mucho más seguro de sí mismo, con mayor sosiego y menos miras de éxito; requisitos contrarios para su personaje que, de haber contado actualmente con la experiencia ya vivida, ese Will hubiera tenido comportamientos muy diferentes en escena. ¿Desagradecido? Puede que no sea la palabra más acertada; aunque, le guste o no, Will Smith es lo que es gracias a ese chico alto y llegado de Philadelphia a un barrio rico de Los Ángeles, Bel Air, para hacer de su vida una aventura provechosa y no acabar como pandillero en las calles de su ciudad. Llegar a ser un referente de Hollywood gracias a un argumento tan llano y facilón no debería presentar ningún rechazo, pero Will Smith no está del todo de acuerdo: con ese Will de pantalla consiguió la fama, pero su obsesión por alcanzarla se reflejó, sobre todo, en esos primeros episodios de la serie. Porque, si nos fijamos con atención, hay que darle la razón. Estático, perfecto, guionísticamente impecable y papagayo. Will Smith fue todo eso en El príncipe de Bel-Air , a la vez que prescindía de la necesaria naturalidad para que, tantísimos años después, un actor pueda seguir sintiéndose orgulloso de sus comienzos. No es el caso de Will (y ahora entendemos que, ante los rumores de una posible vuelta de la serie, el actor se negará a volver a dar vida a quien una vez fue).        

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas