VALERIO CANALS - L'Officiel España
Hommes

VALERIO CANALS

Arquitecto de profesión, hace unos meses lanzó junto al diseñador Moisés Nieto la línea masculina Dos Studio.
Reading time 3 minutes
Arquitecto de profesión, hace unos meses lanzó junto al diseñador Moisés Nieto la línea masculina Dos Studio. ¿Cómo te gustaría ser reconocido en el futuro? Sinceramente, no es algo en lo que me haya parado a pensar. Disfrutar con lo que hago es algo a lo que le doy más importancia y valor. ¿Cuál es el estado más típico de tu ánimo? No creo equivocarme mucho si digo que estar de buen humor, aunque mejor sería preguntar a los que me rodean. ¿Cuál es tu estado mental actual? Agitado e inquieto. Me cuesta parar. ¿Te fijas metas o dejas que las cosas fluyan? Es una combinación de ambas. Siempre tienes ciertas metas en mente, pero muchas veces el día a día te las va redirigiendo u ofreciendo otras nuevas... Soy de esas personas a las que les cuesta tremendamente decir y decirse que no,  así que suele ocurrir que unas cosas lleven a otras. ¿Cuál es tu mayor fantasía? Me imagino historias a partir de la observación de lo cotidiano y de ahí fantaseo con imaginar cómo vivir en otra piel, en otro tiempo... Soy bastante peliculero y, algunas veces, las mayores fantasías tan solo provienen de lograr reinventar la realidad. ¿Qué es lo que más ilusión te ha hecho? Recientemente, las tardes que recojo a mi sobrino del cole y le llevo en hombros, cantando y bailando, a merendar. ¿Qué te hace perder la ilusion? Seguramente, si te pones a analizar la realidad que nos rodea, muchas cosas te deberían hacer perder la ilusión, pero prefiero ver la cara más optimista de todo y tomarlo como un punto de apoyo para transformarla. Así que no suelo perder la ilusión por nada, ni casi nada me hace perderla. ¿Sin qué color sería imposible vivir? Me cuesta elegir solo un color, todos me resultan imprescindibles... Por ejemplo, sin los azules, de partida, sería ya otra historia: sin cielo, sin mar... ¿Tienes algún vicio confesable? Sí, claro, unos cuantos: comer, charlar, observar a los otros... pero si son tan confesables, difícilmente pueden pasar por vicio, ¿no? ¿Qué esperas de esta línea masculina? Entre otras cosas, poner en valor lo diseñado en términos a los que no estamos tan acostumbrados, como el trabajar localmente, el producir de una manera sostenible, la importancia del trabajo creativo e intelectual, el proponer otro consumo no basado en el low cost ni en lo desechable... ¿Cómo es un día sin conexión? No es algo que me altere el ánimo, aunque sí puede complicarme el día. No soy un obseso de tener que estar permanentemente conectado, pero cada vez todos nos hemos vuelto más dependientes. Desconectar un día es hasta liberador y sano. Te permite fijar la atención en lo que está a tu alcance y estás haciendo, sin tanta interrupción. ¿Cuál es tu motto? No parar hasta dar con lo que realmente me convence. Le doy muchas vueltas a lo que hago. Incluso después de verlas realizadas sigo pensando en ello, imaginando todavía otras opciones... No niego que algunas veces sea cansado, pero no sé hacerlo de otra manera. ¿Cuál es la palabra o frase de moda que más usas? Más que alguna al uso, suelo o, más bien, solemos inventar las nuestras en casa. Hay días en que, más que hablar, acabamos partidos de la risa en nuestro pseudoidioma de ese día. ¿Qué es de lo que más te has arrepentido?  Diría que de poco. Quizás, de lo que más, de no haber aprendido a tocar ningún instrumento, pero ¡aún estoy a tiempo!

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas