Hommes

Trucos para que la comida que engorda no te engorde tanto

Pizza, macarrones con tomate y queso o helado de chocolate.
Reading time 2 minutes

Pizza, macarrones con tomate y queso o helado de chocolate. ¿Qué tienen en común estas comidas? Que engordan y lo sabes. Sin embargo, de vez en cuando uno necesita darse un capricho, así que no te cortes. Lo qué sí que puedes hacer es que los productos con muchas calorías o grasa te engorden un poco menos. Te contamos algunos trucos para que saltarte la dieta no sea para tanto. Destierra la freidora Freír la comida es una forma de añadirle grasa de forma innecesaria. Puedes cocinar esos nuggets que tanto te gustan en el horno o hacer ese delicioso huevo a la plancha en lugar de frito. Así podrás darte un capricho de vez en cuando sin que este cause estragos en tu dieta. Utilizar la cazuela, el microondas y el horno para cocinar puede hacer que lo que comes te engorde mucho menos. Y vale, aceptamos sartén, pero utilízala con solo un chorrito de aceite. Los caprichos, mejor por la mañana Si te vas a comer algo poco dietético, es mejor que lo hagas en el desayuno, en el almuerzo o en la comida del mediodía. Son buenos momentos para zamparte esos carbohidratos que te vuelven loco o ese helado de chocolate que tienes en el congelador esperando. El motivo de elegir estas franjas horarias es que tendrás la oportunidad de quemar esos excesos durante el día. Por la noche no es recomendable que te pases de la raya con lo que comes, ya que tu metabolismo no trabaja igual y acumularás grasa. Hazla picantona Si eres tú el que cocina, aprovecha para hacer que tu creación pique. Puedes usar pimienta, cayena, guindilla o pimentón picante en tus recetas. Hacer que tus platos -incluso los más grasientos- piquen tiene una gran ventaja: acelera tu metabolismo. Esto hará que tu cuerpo queme más grasa, algo que te va a venir muy bien para que lo que te acabas de comer no te engorde tanto. Además, el picante hará que bebas más agua. Si la bebes bien fría, tu metabolismo también trabajará más rápido, ya que tendrá que regular la temperatura. Por otra parte, el efecto diurético del agua hará que estés menos hinchado y te ayudará a eliminar toxinas.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas