Hommes

Trucos para dormir fresco en verano

Con la gran subida de las temperaturas, el sueño de una noche de verano se acaba convirtiendo para muchos en toda una pesadilla.
Reading time 3 minutes

Con la gran subida de las temperaturas, el sueño de una noche de verano se acaba convirtiendo para muchos en toda una pesadilla. Afortunadamente, hay una serie de trucos que ayudan a mantenerse fresco durante el tiempo suficiente para quedarse dormido y disfrutar de una noche de sueño reparador incluso con altas temperaturas.

Cierra las cortinas

Si durante el día la luz solar incide directamente en la habitación, asegúrate de mantener las ventanas y cortinas cerradas. De noche, ábrelo todo para que corra el aire.

Refréscate antes de acostarte

Toma una ducha con agua templada antes de ir a la cama. No te duches con agua fría, ya que aunque al principio te refresque, acabará haciéndote sudar. Si no te apetece una ducha templada o no tienes tiempo, pon las muñecas bajo un chorro de agua fría durante unos minutos para un efecto refrescante parecido.

El agua, tu mejor aliado

Si sigues sintiendo que se te pega el pijama a la piel y no puedes dormir, prueba a humedecer una franela o una camiseta y cúbrete con ella. También puedes remojar un par de calcetines finos de algodón y ponértelos.

Elige el colchón adecuado

La elección del colchón adecuado es esencial. El colchón de eve Sleep ha sido diseñado para mantenerte fresco y proporcionarte un sueño placentero y reparador. Su innovador sistema de capas y la espuma viscoelástica de última generación ofrecen una mayor amortiguación. Cubierto con una capa de refrigeración transpirable de látex natural, el colchón de eve Sleep es perfecto para las noches de verano.

Cubitos de hielo

En lugar de poner un ventilador en la habitación durante toda la noche, lo cual puede causar un resfriado o problemas de cuello, puedes poner una bolsa con cubitos de hielo justo enfrente del ventilador durante unos minutos antes de irte a dormir. Así se refrescará el aire de la habitación. Cuando sea la hora de dormir, acuérdate de apagar el ventilador.

Apaga las fuentes de calor

Apaga todos los aparatos electrónicos como televisores, ordenadores, tablets o cargadores, ya que todos emiten calor, incluso en modo stand by.

Hidrátate

Incluso si no tienes sed, tu cuerpo necesita fluidos para sobrevivir a las noches calurosas de verano. Bebe el agua necesaria antes de irte a dormir y siempre ten a mano un vaso de agua en la mesita de noche para poder rehidratarte en caso de despertarte.

Evita las comidas pesadas

Los alimentos dulces, grasos y salados también tienen su impacto en una buena noche de sueño. En las horas previas a irte a la cama, opta por platos ligeros.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas