Hommes

¿Por qué siempre caemos en las redes de gente narcisista?

El porqué de que nos fijemos en tal o cual persona es algo que escapa a nuestro entendimiento y, a veces, incluso a la razón.
Reading time 1 minutes

El porqué de que nos fijemos en tal o cual persona es algo que escapa a nuestro entendimiento y, a veces, incluso a la razón. Vendemos consejos que para nosotros no tenemos y no sería la primera vez que al conocer a personas hedonistas o simplemente narcisistas, aconsejamos que mejor no caer en sus redes, que es todo superficialidad e impostura. Pero al final caemos todo el mundo. ¿Por qué odiamos tanto a la gente narcisista pero al final caemos seducidos por sus encantos? Según un reciente estudio austríaco, no es el amor de esta gente a sí misma lo que nos trae sobremanera sino su rotunda confianza en todo lo que hacen. Una sensación que, según dicen, dura lo mismo que dura el verse una temporada entera para un seriéfilo… ¡nada! Pues es que si bien es cierto que esta atracción por la confianza que muestran es lo que más nos engatusa de primeras, cuando la relación (sea del tipo que sea) parece irse cimentando, aburre por la vanidad con la que rigen sus movimientos.  La fortaleza y seguridad con la que marcaban el paso se torna así en vanidad y aburrimiento de tener que hacerles sentir el centro de atención, halagar y convertirles en sujeto principal de todas nuestras conversaciones. Y es que la confianza, como nos han repetido tantas veces, da puro asco. Y en este caso mucho más. ¿Algún Narciso en la sala?

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas