¿A partir de qué hora deberías dejar de comer? - L'Officiel España
Hommes

¿A partir de qué hora deberías dejar de comer?

Sobre este tema existen miles de mitos que ya va siendo hora que vayas terminando con ellos.
Reading time 2 minutes

Sobre este tema existen miles de mitos que ya va siendo hora que vayas terminando con ellos. Depende de con quien hablemos, unos te dirán una cosa u otra pero venga, vale, que no somos unos gremlins a los que está prohibido alimentar después de la madrugada. ¿Entonces a partir de qué momento deberías echar el candado a la nevera y olvidarte de la barra libre de comida hasta el día siguiente? Es importante saber que en esto de los horarios, depende absolutamente de los mayores momentos de actividad que tengamos en nuestra rutina diaria. Evidentemente, no será igual para una persona que trabaja de día como para una persona que trabaja de noche o el grado de intensidad con el que lo lleva a cabo. Aun así, es importante saber que lo principal es hacer caso a aquel dicho de “desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo”, una fórmula que mucho tiene que ver con nuestra alimentación diaria perfecta y que no deberíamos desoír. Cuanto más desayunemos, más energía metamos en el organismo, menos hambre iremos acumulando a lo largo del día y mejor llegaremos a esas madrugadas en la que todas las voces de nuestro organismo parecen despertarse, rugiendo por un picoteo nocturno que lo único que puede hacer es enturbiar nuestro sueño, provocar que engordemos al no quemar lo ingerido y mutar en un ser que mejor no encontrarnos por el pasillo. Recordemos que el organismo no tiene horario, somos nosotros quienes debemos marcarle las pautas. En el caso de no poder refrenar el poder de esa catacumba que tienes por estómago y que siempre se siente vacía, apuesta por tomar pequeñas porciones de cereales, algo de verdura o proteínas magras y no empezar a comer chocolate, patatas fritas o darles bocados sin sentido a esa barra de fuet que te habías obligado a no empezar. A la mañana siguiente, lo agradecerás y tu nevera también podrá sentirse a salvo.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas