¿Necesitas un descanso en tu rutina de oficina? - L'Officiel España
Hommes

¿Necesitas un descanso en tu rutina de oficina?

Sabemos que las 8 horas de trabajo en la oficina (eso no si queda algo de trabajo por hacer y debes regalar un bonito tiempo extra de tus quehaceres más personales) te pueden resultar duras, sobre todo si no tienes jornada partida en la que airear un poco tus neuronas y extremidades que, en ocasiones, han llegado a casa amuermadas y entumecidas.
Reading time 3 minutes

Sabemos que las 8 horas de trabajo en la oficina (eso no si queda algo de trabajo por hacer y debes regalar un bonito tiempo extra de tus quehaceres más personales) te pueden resultar duras, sobre todo si no tienes jornada partida en la que airear un poco tus neuronas y extremidades que, en ocasiones, han llegado a casa amuermadas y entumecidas. Como sabemos que eres una persona que cuida por su salud y que sabe que según estudios, es recomendable levantarse del asiento cada hora que permanezcamos sentados en nuestro puesto de trabajo frente al ordenador, te proponemos una serie de tips para que puedas ir compaginando con tu horario laboral, dinámicas actividades que hagan posible que la sangre vuelva a correr por tus venas y no sientas que tu cuerpo es una extensión de la silla.  

Camina y anda: bebe agua, ve al baño, sal a la calle a que te dé un poco el aire o hazle una visita a tu compañero de la mesa del fondo. Todo aquello que te quite unos minutos de tu concentrada mirada sobre la pantalla, te irá mucho mejor para una concentración posterior, evitando también posibles problemas de sobrepeso, posturas inadecuadas o un aumento del nivel de glucosa. Si has bajado a la calle y tu opción es coger el ascensor de vuelta, sube por las escaleras. Tu corazón te lo agradecerá. ¿Ha llegado la hora de comer o tienes alguna cita de trabajo? Agéndala fuera de la oficina, eso te permitirá descubrir que no solo sigue siendo de día sino que además refrescará tus ideas, tus músculos y evitarás el desasosiego a media tarde cuando descubras que aún te queda una hora para salir. ¿La impresora no va todo lo rápido que pensabas o el fax tarda en mandarse? Da igual, mientras puedes hacer estiramientos de piernas o brazos o incluso una tanda de sentadillas (bien hechas, ¡por favor!). Que no se diga que pierdes el tiempo. De vuelta a la silla o si no te has movido de ella, como te habíamos recomendado, también puedes encargarte de hacer unos ejercicios que te ayuden a desconectar unos minutos. Primero, aspira y expira el aire que cojas, contrayendo tu abdomen al exhalar. Cuenta hasta 10 en cada repetición. Sitúa los brazos en cruz y haz el movimiento de abrazar hasta 5 repeticiones. La gente te mirará raro pero es su problema que quieran llegar a casa hechos un 7. ¿Tienes espacio suficiente? Márcate una serie de tríceps, situándote de espaldas a tu silla y agarrándote con los brazos en el borde. Subidas y bajadas (hasta llegar a rozar el trasero en el suelo y con las piernas un poco flexionadas) y así hasta 12 o 15 repeticiones. Levántate de la silla, echando el cuerpo hacia delante y sin usar brazos para ayudarte. ¡Tranquilo que no te caes! De vuelta al asiento, coloca las palmas de la mano frente a frente (posición de orar) y presiona. Notarás los músculos de tu pecho estar en funcionamiento. Vas por el buen camino. ¿Tu inbox está que explota y las llamadas vuelven a calentar el teléfono? Respira y expira un par de veces y atiende que será importante.  

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas