Hommes

Momentos que no debes perderte en Cannes

El Festival de Cannes está teniendo lugar y, siendo claro, confieso que las galas y ceremonias son mi debilidad.
Reading time 5 minutes
El Festival de Cannes está teniendo lugar y, siendo claro, confieso que las galas y ceremonias son mi debilidad. No hay espacio que ocupe el horario prime time que me pueda más. He visto todo, desde los Oscars hasta la final de Popstars, pasando por la gala de cine independiente de Cracovia. Soy un alma sin control en busca de glitter y fama ajena desde mi televisor. Abrir una botella de vino, enfundarte en tu pijama de gala y servir una cena a modo oda al colesterol que serviría las delicias de cualquier César romano. El caso es que la operación ‘ver una entrega de premios’ tiene varias fases y os prometo que disfruto con todas y cada una de ellas. El espectáculo comienza con la alfombra roja cumpliendo una doble función: para los invitados, lucir palmito; para los televidentes, criticar lo criticable. Pero señores, ¿qué nos gusta más que criticar a desconocidos con modelitos ostentosos? Placer puro, os lo prometo. Comienza la gala y aparece un presentador que intenta ser cercano con sus chistes malos y que lo único que consigue, la mayoría de las veces, es ganarse la enemistad del público por caer en el terrible pozo de la falsa humildad que hace sangrar tus oídos y te envía directo al José Cuervo por no apalear tu televisor. A este personaje se le suceden una serie de hechos igualmente de icónicos y adorables. Por ejemplo, los momentos musicales. ¡Ay, el momento canción! Delicia audiovisual. De repente, todo el glamour es invadido por un cuerpo de baile de sonrisas a punto de estallar y con un vestuario que cumple los sueños de cualquier diseñador de moda principiante. Un clima en el que parece que el propio José Luis Moreno ha tomado la dirección artística de la velada y en el que en breves aparecerán Jacqueline de la Vega y Paloma Lago enfundadas en uno de sus discretos modelitos y dando paso al desfile de ropa íntima. No olvidemos la esencia de todo evento de este tipo y hablemos del quid del asunto: los premios y sus derrotados. Habéis leído bien, los premios y los no afortunados que se van a casa ebrios, solos y desparramados merecen nuestra atención. En realidad, olvidad a los pequeños perdedores y centraos en sus acompañantes. Esos amigos y/o familiares que han sido su único apoyo durante la cita y que, al creerse ajenos a cualquier foco, no tienen pudor en adquirir una mueca de asco-envidia-injusticia delante del aplauso decepcionante y a cámara lenta del verdadero protagonista.  En serio, hacedme caso, no sabéis lo confortable que es estar tirado en la butaca de tu salón, ver a todos esos “anónimos” con cara de frustración, soltar una carcajada y seguir bebiendo de tu Rioja sabiendo que tu cuenta bancaria seguirá como la suya, es decir, sin ningún aumento repentino. Si aún con todos estos momento sigues pensando que seguir un festival no es lo tuyo y que prefieres acabar la última temporada de ‘Transparent’, no me doy aún por vencido y quiero seguir convenciéndote de que el Festival de Cannes es algo que no te puedes perder. Lo primero es porque donde más representantes nacionales vamos a poder ver que aunque Hollywood nos gusté mucho, no es nuestro terreno. Aquí el lujo, la moda de alta costura y la sutileza europea se dan lugar en un encuentro. Repasamos los momentos que más han marcado esta cita cinematográfica para que no te atrevas a perderte los de este 2016: El palmarés del Festival de Cannes de este año cuenta con la presencia de la película ‘Julieta’ de nuestro querido Almodóvar. Ana Obregón asistió a este festival en 2005. Si ella ha ido un año significa que puede volver y no quieres perdértelo. Lars Von Trier fue vetado del festival el año en el que presentaba ‘Melancolía’ tras unas declaraciones en las que sentenciaba que su interés por la estética nazi procedía de sus raíces alemanas y que, por ello, llegaba a entender a Hitler.  Aparecen parejas que siempre deben mantenerse en la memoria: Kate Moss y Johnny Depp, Ryan Gosling y Sandra Bullock, Jane Birkin y George Harrison, Antonio Banderas y Melanie Griffith,  Javier Bardem y Salma Hayek. Arnold Schwarzenegger en una de sus apariciones en el festival en el 77. Elegancia y discreción.   Durante la 67º edición del festival, Pest Vitalii Sediuk, conocido por sus bromas en las alfombras rojas, aprovechó la presentación de ‘Cómo Entrenar a tu Dragón 2’ para colocarse de manera poco sutil debajo del vestido de America Ferrera.  Hitchcock llevó a Tippi Hedren por primera vez al festival de Cannes donde causó mayor expectación que Grace Kelly. La película ‘Personal Shopper’, protagonizada por Kristen Stewart, fue masivamente abucheada tras calificar la película de ridícula. Nuestra Rossy de Palma es una de las fijas a este acto ya que es muy querida por el público francés. - En 2013 la Palma de Oro fue recibida por un triple ganador: Abdellatif Kechiche, director de ‘La vida de Adele’, además de sus dos protagonista, Léa Seydoux y Adèle Exarchopoulos. Aplausos para todos. 

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas