Leave Jennifer alone! - L'Officiel España
Hommes

Leave Jennifer alone!

Desde que finalizara su relación de 7 años con el también actor e ídolo de jovencitas carpeteras Brad Pitt, a Jennifer Aniston la opinión pública le criticó hasta su corte de pelo.
Reading time 3 minutes

Desde que finalizara su relación de 7 años con el también actor e ídolo de jovencitas carpeteras Brad Pitt, a Jennifer Aniston la opinión pública le criticó hasta su corte de pelo. Fue tal la presión que ejercían sobre ella que de novia de América casi acaba como juguete roto y es que la sombre de Pitt era alargada y el que fuera uno de los divorcios más sonados de hace una década, parecía como si el público no le perdonara que lo hubiera dejado ir y que intentara rehacer su vida. De hecho, le fue bastante complicado. Las revistas sensacionalistas la seguían a cada paso y no había comprara que no hiciera en una tienda, copa que se bebiera, donuts o hamburguesa que le apeteciera comerse sin que fuera cuestionado en los tabloides. Eso sin contar las veces que le recordaban al día que el arroz se pasaba y que si, mientras tanto, cocía o enriquecía. Vince Vaughn, Paul Sculfor, John Mayer, Owen Wilson, Gerard Butler fueron sus novios oficiales desde entonces y la verdad es que con ninguno cuajó. Creíamos que nuestra Jenny se quedaría para vestir santos en Hollywood hasta que llegó Justin Theroux con el que en unos días cumplirá su primer aniversario. Es en este mismo momento, en el que la Aniston, heroína aguerrida donde las haya ha querido responder a todas las críticas que durante años ha tenido que soportar, en forma de ensayo y al título de For the Record. Cansada como la Pantoja de que no la dejen vivir y cuestionen hasta el color de uña que lleve en el meñique, Aniston saca su vena feminista y comienza diciendo: “No necesitamos estar casadas o ser madres para sentirnos realizadas. Tenemos la oportunidad de definir nuestro ‘felices para siempre’ por nosotras mismas”. Una absoluta declaración de intenciones que prosigue: “Somos mujeres completas con o sin pareja, con o sin un bebé. Tenemos la oportunidad de decidir por nosotras mismas lo que es bonito cuando se trata de nuestros cuerpos. Esa decisión es nuestra y solamente nuestra”, declara combativa. Una carta que ha viralizado en redes y que incluso su marido se ha encargado de propagar para echar un cable a una Aniston que se ha visto en la necesidad de exponer la presión a la que la opinión pública sitúa a las mujeres en nuestros días. Letras sinceras, escritas desde las entrañas y el sentir más auténtico y en la que deja un aviso para navegantes: “Me molesta que me hagan sentir ‘menos’ porque mi cuerpo esté cambiando y/o me comí una hamburguesa para el almuerzo y fui fotografiada desde un ángulo imposible y la gente cree que o estoy embarazada o gorda”. Pues eso. ¡Dejen a Jennifer en paz!

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas