Hommes

La caída de Britney, ¿orquestada para ganar dinero?

Aunque ha resurgido de sus cenizas como el ave fénix y nos alegramos por ella, hubo un tiempo en el que éramos muchos los que temíamos por su vida.
Reading time 2 minutes

Aunque ha resurgido de sus cenizas como el ave fénix y nos alegramos por ella, hubo un tiempo en el que éramos muchos los que temíamos por su vida. Fue allá por el año 2007 cuando la intérprete de Baby One More Time enloqueció rapándose la cabeza y agrediendo con un paraguas a un grupo de paparazzis, marcando un antes y un después en lo que era su imagen pública. Su carrera descendió en picado y en un intento de seguir en el candelero Britney lanzó su álbum Blackout, con una controvertida interpretación del tema Gimme More en los MTV Video Music Awards que recibió innumerables críticas por su sospechoso estado de embriaguez y por su considerable aumento de peso. Ha sido el fotógrafo que rodó el videoclip de Gimme More, Theo Hand, el que ha decidido ahora romper una lanza a favor de la cantante con unas declaraciones reveladoras sobre la época más oscura de su vida. Según Hand, la princesa del pop siempre fue una persona normal, una chica dulce sometida a una presión desmesurada por parte de sus productores. También ha asegurado que todos los que estaban a su alrededor eran conscientes del estado crítico en el que se encontraba y que, además, lejos de querer ayudarle, querían lucrarse con ello. Desde aquí nos alegramos de que Brit haya salido del pozo y que esté en plenas facultades como ya demostró en su última actuación en los Billboard Music Awards, este año. Se movía como RoboCop pero vimos destellos de aquella estrella pop que un día fue. ¡Larga vida al playback, Britney!

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas