El hombre tras Yves Saint Laurent - L'Officiel España
Hommes

El hombre tras Yves Saint Laurent

Hace unos meses se estrenaban dos películas sobre la vida del primer diseñador de moda que expuso en un museo (concretamente en el MET de Nueva York).
Reading time 2 minutes
Hace unos meses se estrenaban dos películas sobre la vida del primer diseñador de moda que expuso en un museo (concretamente en el MET de Nueva York). Sí, hablamos de Yves Saint Laurent. ¿Sabías que el diseñador vivió una gran historia de amor que duró más de medio siglo? ¡Comenzamos con la historia! Una de las películas es del director Jalil Lespert, Yves Saint Laurent, y la otra de Bertrand Bonello, Saint Laurent a secas. Entre las diferencias entre una y otra, Pierre Bergé colaboró cediendo prendas y archivos exclusivos de Yves para la película de Lespert y no para la de Bonello (cosas del show business). Pero a todo esto, ¿quién es Bergé? Dicen que detrás de todo gran hombre hay una gran mujer, pero en el caso de las parejas homosexuales, detrás de todo gran hombre hay otro gran hombre. Aunque Yves Saint Laurent siempre ha sido la cara visible, probablemente no pudiese haber cosechado tanto éxito sin la ayuda de la persona que estuvo a su lado durante más de medio siglo, Pierre Bergé. Pierre e Yves se conocieron en 1958 e iniciaron una relación a través de la cual se creó la que es hoy una de las casas de moda de lujo más importantes. Sin embargo, dejaron de ser pareja en 1976, quedando como amigos y compartiendo el imperio que habían creado. Yves era una persona frágil y Bergé era un áspero hombre de negocios con un carácter demasiado fuerte. Yves proporcionaba el talento y Bergé el carácter empresarial. Uno era más admirado, el otro más temido. Aunque parecían una combinación perfecta, en varias entrevistas Bergé describía a Saint Laurent como una persona llena de talento pero triste y atormentada. Ambos dejaron su relación sentimental debido a sus adicciones y a su carácter autodestructivo. Aun así, Pierre sigue describiendo a Yves como el gran amor de su vida. Sin duda ambos eran valientes al declarar abiertamente su estatus de pareja en una época en la que la homosexualidad estaba mucho menos aceptada y entendida de lo que está hoy en día. Por nuestra parte, estamos encantados de que estas grandes historias de amor lleguen a nuestras pantallas. Quizás en un futuro, películas como Pretty Woman pasen a ser Pretty Man y Love Actually esté protagonizada por dos hombres. ¿Me he pasado? Fingers crossed!

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas