Hommes

Gael García Bernal gana la guerra a Johnnie Walker

No nos es nada extraño ver como celebridades de cualquier índole se pasan a la publicidad para redondear sus ingresos o simplemente como gancho publicitario para seguir estando en el candelero y/o promocionar sus trabajos del momento o, en caso de no tenerlos, seguir estando visibles para su público y quién sabe si para futuras ofertas laborales.
Reading time 2 minutes

No nos es nada extraño ver como celebridades de cualquier índole se pasan a la publicidad para redondear sus ingresos o simplemente como gancho publicitario para seguir estando en el candelero y/o promocionar sus trabajos del momento o, en caso de no tenerlos, seguir estando visibles para su público y quién sabe si para futuras ofertas laborales. Pero, ¿qué ocurriría si esas marcas que deberían contratar sus servicios como imagen, se toman la licencia de no informar al implicado, para no solo vulnerar la propia imagen del susodicho sino la de parte de su familia? Pues bien, esto mismo le ha pasado al actor Gael García Bernal. Septiembre de 2011. García Bernal enciende su televisor y se ve en un anuncio del whisky Johnnie Walker, junto a su familia, en la campaña Caminando con Gigantes/Keep Walking. El actor mejicano no tenía ni la más remota idea de qué hacía en ese comercial, puesto que ni había firmado nada con ellos, ni se le habían notificado, incluso, el interés por parte de la marca escocesa, de incluirle entre otras estrellas mejicanas como Xavier Velasco, Mónica Lavin y Daniel Ovadia, que sí habían sido pagadas. Inmediatamente, el actor puso el tema a disposición de sus abogados y cursó una demanda contra la marca del destilado que aseguró no se trataba una campaña con ningún fin lucrativo sino a que estas personalidades, se encargaran de animar a sus consumidores a alcanzar sus sueños y a derribar los obstáculos que les separaran de ellos. Sin convencerle esta excusa, García Bernal siguió hacia delante con su particular batalla contra el gigante, sabiéndose hace unos días que la Justicia le ha dado la razón, condenando a la distribuidora de Johnnie Walker Méjico a pagar el 40% de las ventas obtenidas por la campaña que ahora, seguramente, les sabrá más que amarga y nada gustosa en boca. ¡Enhorabuena, Gael! Y ahora, keep walking forradito de dinero.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas