Hommes

Fumar afecta a nuestra genética

Cuando acaben las fiestas del verano, cuando no tengas compromisos sociales, cuando no tengas esa cita que te pone tan nervioso o no te sientas decaído por el back to work...
Reading time 1 minutes

Cuando acaben las fiestas del verano, cuando no tengas compromisos sociales, cuando no tengas esa cita que te pone tan nervioso o no te sientas decaído por el back to work... Puedes seguir buscando pretextos para no dejar de fumar nunca, pero ahora tienes una razón de peso: tus genes. Un estudio desarrollado por el Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental de Estados Unidos ha descubierto que el consumo de cigarrillos afecta directamente a nuestro ADN, lo que podría desembocar en un desarrollo hereditario mucho más rápido de enfermedades que padecen los fumadores (como es el caso del cáncer y algunas enfermedades cardíacas). Nacemos con una configuración de ADN que nos hace únicos pero, como si de un experimento de laboratorio se tratase, fumar es una vía directa para empeorar nuestra genética. Si te planteas dejarlo, te animamos a ello y has de tener esperanzas, porque la misma investigación ha descubierto que la mayor parte de los genes se recuperan del todo en un plazo aproximado de 5 años tras dejar de fumar. Sabíamos de sobra que era un mal hábito, pero ahora también que es un foco de enfermedades que resulta muy perjudicial para nuestra descendencia. ¡No te inventes más excusas y apaga el cigarro! Las próximas generaciones te lo agradecerán.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas