Embobados con las dotes olímpicas de Jack Laugher - L'Officiel España
Hommes

Embobados con las dotes olímpicas de Jack Laugher

Muchos hay quienes critican que en televisión parece que no exista otra cosa que Juegos Olímpicos y Sálvame.
Reading time 2 minutes

Muchos hay quienes critican que en televisión parece que no exista otra cosa que Juegos Olímpicos y Sálvame. Un verano de puro calor en el que hacer zapping no tiene sentido si no te gustan ni los deportes ni enterarte de las últimas novedades en la vida de los personajes de las revistas de peluquería (pero que al final todos acabamos hojeando). Nosotros nos quedamos, sin duda, con los deportes televisados y sus muy entrenados participantes (a ver si se nos pega algo) que nos hacen olvidarnos de las altas temperaturas…, o quizá no. Si hay un deporte que nos guste por encima de todos los demás es, sin pensarlo mucho, todo aquel que se ejecute en el agua. Tanto humedad y tanta frescura, nos alivian en esas tardes o noches solitarias en las que decidimos dejar el capítulo de Stranger Things para más tarde, coger buen sitio frente al televisor y el mando bien agarrado. Somos fans de Michael Phelps, animamos también a Ryan Lochte, celebramos la victoria de Joseph Schooling en 100 m. mariposa y quedamos ojipláticos con los saltos de Thom Daley y los sincronizados de Jack Laugher (junto a su mejor amigo Chris Mears). Precisamente Laugher es uno de nuestros preferidos. ¿Cómo no lo iba a ser? Su metro sesenta y seis y esa cara de niño inglés (de Yorkshire) que jamás se ha comido una cookie recién hecha de más de la bandeja de la abuela, provocan que nos hayamos fijado en él desde el primer salto. Y es que su portentoso físico, a pequeña escala, no solo no ha hecho que hayamos tenido que sacar brillo a la pantalla sino que le ha llevado al podio en Río para recoger un oro (compartido con Mears) y una plata. ¿Puede tener mejor carta de presentación? Veintiún años muy bien llevados que nos han regalado algunos de los mejores momentos de estas dos últimas semanas como el abrazo tan ¿cariñoso? con el que se fundió con su colega de salto tras imponerse con 454.32 puntos en sincronizados a la pareja americana, china, alemana y mejicana y que nos hizo aplaudir por su bien merecida victoria, por las horas de entrenamiento y puesta a punto en Inglaterra, por los deportes acuáticos en general, por las Olimpiadas en particular y por el amor, ya que estamos. ¡Equipo Laugher a muerte!

/

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas