Hommes

¿Por qué Christina Aguilera debería estar orgullosa de Yanis Marshall?

Para este bailarín francés de 26 años todo comenzó cuando su madre, que era profesora de danza, le enseñó a bailar.
Reading time 2 minutes

Para este bailarín francés de 26 años todo comenzó cuando su madre, que era profesora de danza, le enseñó a bailar. Danza contemporánea, ballet, jazz, danza moderna se añadían así como disciplinas combinadas a una pasión desmedida por compartir todo el arte que llevaba dentro. Pero lo que Yanis Marshall no sabía es que el destino aún le tenía guardado un as en la manga. Cuando tenía 19 años y después de un viaje a Nueva York decidió subirse a unos tacones y hacer lo mismo que había estado haciendo pero sobre 6, 10 o 12 centímetros. Una coreografía de la película Burlesque, el apoyo de los alumnos a los que impartía clases de jazz urbano y un vídeo en 2013, en el que bailaba a ritmo de los grandes éxitos de las Spice Girls, tuvieron la culpa no solo de acabar, al año siguiente, en Britain’s Got Talent sino de hacerse viral como el bailarín y coreógrafo subido en un par de tacones. Marshall explica que a esa altura no hay nada que se le resista o pocas cosas que no pueda conseguir y es que seguramente habrá que quien no le ha visto en acción piense que lo suyo es simplemente llamar la atención y comience a criticarle, deporte nacional. Beyoncé, Janet Jackson o la última en llegar a su repertorio, Christina Aguilera, no hay diva que se le resista y para los que pienses que es absurdo y de poco interés lo que hace…, decirles que cuando Queen B colgó uno de los vídeos de Marshall en su Face, el Cirque du Soleil se puso en contacto con él para que renovara la imagen de su espectáculo Zumanity. ¿Queda alguna duda? Solo sabemos que sigue con sus clases, mantiene su interés por crear nuevas coreografías con nocturnidad y alevosía (que es cuando sus musas aparecen) y a pesar de tener su agenda completa hasta 2017, ya anuncia que su idea es dar el salto (bien calzado) al Broadway neoyorquino. ¿Quién dijo que un par de tacones se convertirían para un hombre en la llave de su éxito? Menos juzgar y más aplaudir el arte de quien lo derrocha. Seguro que la Aguilera también está de acuerdo con nosotros.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas