Antioxidantes: ¿tus mejores amigos en el sexo? - L'Officiel España
Hommes

Antioxidantes: ¿tus mejores amigos en el sexo?

Varios estudios han relacionado los problemas de disfunción eréctil con las rutinas de dieta diaria.
Reading time 2 minutes
Varios estudios han relacionado los problemas de disfunción eréctil con las rutinas de dieta diaria. El consumo de antioxidantes naturales reduce un 10% el riesgo de sufrir impotencia. No es tu culpa, es la falta de luz, el alcohol o el preservativo…, ¡que aprieta! Todos tememos que algún día nos llegue esa situación incómoda, típica de comedias románticas, que termina en explicaciones absurdas, suspiros, miradas al techo y conversaciones forzadas sobre el tiempo o las Kardashian. Si te aterra solo la idea de pensar en ese efecto acordeón tienes que saber que puedes hacer todo lo posible por prevenirlo. La alimentación y el estilo de vida influyen también en nuestro rendimiento sexual y sí, una vez más, recomendamos un estilo de vida activo y una alimentación saludable. Además, estas disfunciones pueden ser un claro síntoma de otro tipo de problemas cardiovasculares menos embarazosos pero más graves, como los riesgos de infarto. Son un tema tabú pero en realidad son mucho más habituales de lo que pensamos. Los problemas de erección afectan nada más y nada menos que entre a un 33% y 53% de la población masculina. Alimentos como los frutos rojos, los cítricos y el vino son muy ricos en antioxidantes y pueden disminuir a un décimo las papeletas para que te toque la tómbola de la no erección. Más consejos: una dieta baja en grasas (el colesterol afecta negativamente); la pérdida de peso, que elimina el exceso de estrógenos y mejora la vida sexual; y ¡bingo! también el chocolate sirve de ayuda, conteniendo flavonoides ideales para dilatar las arterias. ¡Venga, no te quejes! Ni que tomar frutas, chocolate y vino supusiese un gran esfuerzo.  Además, todo por evitar ese ‘no eres tu, soy yo’ de nuestras peores pesadillas. Seguro que lo habéis oído antes. El amor dura mientras dura dura y esperemos que después también. Pero que dure dura.  

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas