Al señor Klein no le gustan las campañas de CK - L'Officiel España
Hommes

Al señor Klein no le gustan las campañas de CK

Influencers como Kendall Jenner y Abbey Lee como modelos, imágenes que son una clara exaltación del erotismo.
Reading time 2 minutes
Influencers como Kendall Jenner y Abbey Lee como modelos, imágenes que son una clara exaltación del erotismo. Calvin Klein siempre se ha caracterizado por el contenido sexual de sus acciones publicitarias pero esta vez las campañas no parecen agradar ni siquiera a su fundador. Quiérete tu mismo antes de que te quiera nadie. El dicho popular no hace justicia esta vez a la firma Calvin Klein, cuyas acciones publicitarias han recibido críticas de su propio creador. Hace ya catorce años que Mr. Klein se retiró de la dirección creativa de la firma y en un coloquio celebrado en la Universidad de Diseño de Savannah ha expresado su desconcierto con las nuevas tendencias publicitarias en moda. Y es que es su propia marca la que ha sustituido a modelos icónicas como Kate Moss por it girls recién llegadas.   A Klein le sorprende que se reemplace a modelos profesionales, expertas en transmitir la esencia de las colecciones, por influencers que se miden por likes y número de followers. Según él este tipo de campañas tienen menos valor que las tradicionales al dar popularidad a corto plazo pero no hacer nada por preservar un nombre ni por consolidar una buena imagen de marca en el futuro. Lo que está claro es que el sexo vende y Calvin Klein lo sabe. En las últimas imágenes de colección hemos podido ver a Kendall Jenner, una Kardashian más, acompañada de un pomelo simulando un clítoris y a la influencer Abbey Lee, imagen también de otras marcas como Superga, introduciendo las manos entre su ropa interior. ¿Tiene Calvin Klein propósitos de cambio? Ya vimos como diseñadores como Costa o Zuchelli, los directores creativos femenino y masculino respectivamente de la marca, abandonaban para dar paso a una visión creativa unificada. Nunca es tarde para una redención, pero esperemos que si hay cambios no sean drásticos. Nos parece bien que haya más Kate Moss y Naomi Campbell, pero ver a Calvin Klein convertirse en una firma mojigata resultaría muy decepcionante.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas