Hommes

Abercrombie & Fitch abandona su fervor sexual... ¿o no?

Después de una exposición mediática que ni pagada por las televisiones más populares, la firma americana Abercrombie & Fitch comenzó, la pasada primavera, un giro de 180º en el que atrás dejaban a los maromazos en blanco y negro fotografiados por Bruce Weber y el sexo más comercial y húmedo (para tristeza de todos aquellos que guardaban las bolsas para empapelar su habitación), para comenzar una nueva aventura mucho más relajada, mucho menos musculada y quizá más cercana al día a día de nuestras particulares fantasías sexuales…, fashionistas.
Reading time 2 minutes

Después de una exposición mediática que ni pagada por las televisiones más populares, la firma americana Abercrombie & Fitch comenzó, la pasada primavera, un giro de 180º en el que atrás dejaban a los maromazos en blanco y negro fotografiados por Bruce Weber y el sexo más comercial y húmedo (para tristeza de todos aquellos que guardaban las bolsas para empapelar su habitación), para comenzar una nueva aventura mucho más relajada, mucho menos musculada y quizá más cercana al día a día de nuestras particulares fantasías sexuales…, fashionistas. Un nuevo camino que se sigue manteniendo un año después cuando nos llegan las imágenes de su campaña para esta primavera/verano, una auténtica oda al buen tiempo con la que el diseñador creativo de la firma, Aaron Levine, apuesta por un casual sport como estilismo para todo el día. Un hombre que huye del mundanal ruido de la ciudad a la tranquilidad del campo y que no necesite más que prendas cómodas, sencillas y básicas para cubrirse. Un hombre que en este caso tiene nombre, apellido y guapura para dar y regalar: Alex Libby. El modelo recoge la melena que le ha hecho famoso y se encarga de hacernos olvidar los cuerpos hercúleos de jóvenes barbilampiños y exhibe como nadie lo nuevo en la casa Abercrombie & Fitch, en su búsqueda de una nueva sofisticación y exclusividad. Un aire militar que tiñe chaquetas, camisas de lino, ceñidos pantalones cargo o finos jerseys d algodón que seguramente se conviertan en el nuevo básico de aquellos que hacían cola para fotografiarse con el modelo Abercrombie de turno y que siguen siendo fieles a una firma cuya calidad ya está más que probada. Y a ti, ¿te convence?

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas