Celebrities

Thrasher no quiere vestir a RiRi ni a Bieber

Según el actual editor jefe de la denominada “Biblia de los skaters”, la firma no quiere tener nada que ver con las celebrities que recientemente parecen haberse obsesionado con su logo.
Reading time 3 minutes

Según el actual editor jefe de la denominada “Biblia de los skaters”, la firma no quiere tener nada que ver con las celebrities que recientemente parecen haberse obsesionado con su logo.

Eric Swenson y Fausto Vitello fundaron la revista Thrasher en el año 1981. El trío de amigos es el responsable de lo que en un principio era un humilde proyecto sin grandes ambiciones, y hoy en día (35 años después), se ha convertido en todo un símbolo de culto para los amantes del mundo del skateboard. Los lectores de Thrasher Magazine superan actualmente la cifra de los 250.000, y su popularidad se ha expandido por todo el mundo, conquistando a fanáticos de este deporte callejero con su publicación mensual — y una exitosa línea de merchandising —. Sin embargo, la firma ha sido testigo recientemente de cómo su logo ha dejado de ser un icono representativo de la cultura skater, para convertirse en un producto de las masas, debido a que numerosas celebrities han lucido en sus looks el inconfundible nombre “en llamas” de la revista.

@sercorredor

Sin embargo, lo que al principio parecía una inofensiva anécdota, se convirtió en toda una revolución: Thrasher vio cómo la demanda de sus productos crecía descontroladamente, a la vez que su imagen de marca sufría una descontextualización sin precedentes, que podía terminar dañando un nombre y estatus que había tardado en lograr más de tres décadas. Al fin y al cabo, ¿tiene sentido que una publicación que en el colectivo de los skaters ha sido bautizada como “La Biblia” sea a la misma vez abanderada por celebridades como Justin Bieber?

Ante esta situación, el actual editor jefe de la firma Jake Phelps, realizó unas polémicas declaraciones recientemente, donde critica a estas figuras públicas que parecen haberse obsesionado con su firma de la noche a la mañana. “No enviamos cajas a Justin Bieber o a Rihanna o ninguno de estos payasos”, aclaraba sin pelos en la lengua, aconsejando posteriormente a la gente que justifique su adoración por la marca donde corresponde: en la calle. “El asfalto es donde ocurre todo. Sangre y costras, ¿qué hay más auténtico que eso?”, añadía.

Desde luego, Phelps no ha podido ser más claro en unas declaraciones que no deben de haberle hecho mucha gracia a los afectados. Aunque es cierto que RiRi ha demostrado en numerosas ocasiones que no tiene miedo a defenderse ante las críticas, por lo que quizás obtengamos una respuesta por parte de la cantante muy pronto. Y definitivamente no querríamos estar en el medio si se desata una guerra.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas