Celebrities

I'm Chuck Bass (y estoy de vuelta)

Conquistó la pequeña pantalla siendo un nuevo rico concebido en el Upper East Side y regresa para volver a hacerlo vendiendo ventanas.
Reading time 2 minutes

Conquistó la pequeña pantalla siendo un nuevo rico concebido en el Upper East Side y regresa para volver a hacerlo vendiendo ventanas. Las dos caras de la moneda se juegan en Netflix para Ed Westwick, el actor que dio vida a Chuck Bass durante las seis temporadas y 121 episodios de la famosa serie Gossip Girl  (2007 – 2012). Su personaje de adolescente venido a más, jugando a ser mayor, junto con grandes dosis de elegancia, ironía y modales canallas, pero en el fondo un tierno de manual, le hizo conseguir la fama de la que hoy disfruta. Y, tras mucho tiempo alejado de un set de rodaje, vuelve a los focos con otra serie. Esta vez, con menos aires de grandeza. Como un vendedor de ventanas es como veremos a Chuck Bass en la serie White Gold que, a pesar de haber sido ya emitida por la BBC Two, llegará a nosotros a través de Netflix. No habrá lujos para este actor y su personaje prescindirá de todas las comodidades extra de las que sí gozó Chuck Bass. Básicamente porque ahora será Vincent Swan, un vendedor de ventanas en traje de la Inglaterra de 1980 y con una única obsesión: los negocios. Si hace unos años Chuck Bass sacaba lo peor de sí mismo cuando no conseguía lo que quería, con White Gold el actor volverá a recurrir a ese genio que parece acompañar a todos sus papales por una razón, puede, muy similar, aunque guardando las distancias. Veremos a Ed Westick cabrearse, prestarse a todo y sucumbir por conseguir un buen trato. Hasta el 14 de septiembre sólo un avance de lo que nos espera con el actor es el único consuelo que tenemos. Pero sin olvidar que una segunda temporada de este nuevo proyecto ya está confirmada y en marcha. Así que, sí, Chuck Bass ha vuelto y es para quedarse.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas