Celebrities

Chiara Capitani

Hablamos con la última adición al club de mujeres con más estilo de Italia que demuestra que todavía es posible aportar aire fresco a tu saturado feed de Instagram.
Reading time 6 minutes

Ya lo dijo Chimamanda Ngozi Adichie en 2013 y lo repitió Maria Grazia Chiuri  a golpe de camiseta en su primera colección para Dior: todos deberíamos ser feministas. Permítannos añadir que también deberíamos ser muy optimistas respecto al futuro y no solo porque las mujeres hayamos comenzado a despertar de un letargo en el que llevábamos décadas sumidas, sino porque las nuevas generaciones parecen tener la lección aprendida. Y ese aspecto, en la era de la influencia, es más importante que nunca. Las chicas son un apoyo para las chicas y las que cuentan con más seguidores son las que hacen más cosas a la vez. Chiara Capitani, diseñadora, consultora y líder de opinión en cuestiones de moda en la comunidad de Instagram (al escribir estas líneas cuenta con 81.500 mil seguidores, y subiendo) es una de ellas.

Nacida en Cisterna di Latina en 1989, cuando le tocó elegir se trasladó a la cercana Roma para cursar estudios de comunicación especializada en esta industria.Siempre me ha gustado la moda. Cuando era niña solía preparar mercadillos con cosas que hacía a mano como brazaletes, collares, anillos... ¡incluso vestidos! Podría decirse que mientras mis amigos veían dibujos animados yo me divertía creando accesorios. Continuó divirtiéndose con la moda en su primer trabajo como becaria en Vogue Italia hace cinco años (“En teoría iba a durar tres meses pero acabaron siendo seis. Lo recuerdo con amor porque fue mi primera experiencia en la industria. Todavía me acuerdo de la primera vez que me encontré a Franca Sozzani en los pasillos, estaba tan entusiasmada...”) y desde que llegó a Milán ha vivido deslumbrada por los flashes de los fotógrafos de street style: “Cada vez que vuelvo a ver esas fotos no puedo evitar sonreír, me divirtió tanto”.

Ese fenómeno, unido al de las redes sociales, está ayudando a que Italia y las italianas recuperen el papel protagonista que han desempeñado en cuestiones de estilo en determinados momentos de la historia y que habían cedido ante americanas, británicas y rusas en la última década. Figuras establecidas como Giovanna Battaglia o Anna Dello Russo y caras relativamente nuevas como Candela Novembre, Giorgia Tordini, Gilda Ambrosio o Diletta Bonaiuti (las últimas son amigas de Capitani) fascinan al mundo con su particular estilo, a base de materiales exquisitos y una paleta de color interminable que parece haber vuelto a convencernos de que las italianas se visten mejor que el resto de mortales. Entre ellas nuestra protagonista es una original, lo suyo es el streetwear y el denim vintage, que combina con soltura con las prendas clave de la temporada. Su alma gemela en cuestiones de estilo es su novio, propietario de One Block Down, una de las mejores tiendas de moda contemporánea de Milán: “Somos muy similares y nos gustan las mismas cosas, me encanta husmear en su armario y robarle cosas. ¡A veces hasta nos compramos las mismas prendas!”. Esas claves de su look evitan, además, que se arrepienta de elecciones del pasado.La ropa debe hacerme sentir cómoda, sino no me sentiría yo misma. Si no sé qué ponerme siempre recurro a mi plan B: mi adorado amigo el chándal. Como consecuencia directa sus firmas favoritas cambian de un día para otro, pero si tuviera que elegir una referencia constante sería el trabajo de Margiela.

 

Aunque siente debilidad por las zapatillas, lo que más le gusta es diseñar zapatos y accesorios. De hecho, el éxito de la colección de calzado de Chiara Ferragni es en parte suyo, porque se encargó de crear los modelos. También aporta ideas para las firmas que confían en su punto de vista: Hago consultoría de moda para distintas marcas, pero fundamentalmente soy diseñadora de zapatos y cuando dibujo siempre pienso en lo que me gustaría llevar. Mi parte favorita del trabajo es el proceso creativo. Siempre me siento extremadamente orgullosa cuando veo el resultado final”.

El estilo proporciona seguidores, pero a la cada vez más exigente comunidad de Instagram ya no le basta solo con eso. “Siempre trato de dar lo mejor de mí en todo lo que hago. Trabajo con imágenes y siempre busco la belleza y la perfección, pero soy una chica simple y humilde y puede que eso sea lo que a la gente le gusta de mí. Probablemente se identifican en lo que hago respirando las cosas que me inspiran”. ¿Y qué le inspira? La investigación es parte de mi trabajo, hoy la fuente principal para mí es Internet. Soy una persona muy curiosa y me encanta transportarme con imágenes de la web.

Si le tocase cambiar de profesión, volvería a casa sin pensárselo dos veces a trabajar en la granja de su familia, y un día perfecto para ella implica un viaje a un lugar de costa. “Me gusta dedicar algunos días a mi bienestar físico, pero los spas y los masajes son mejor si estoy con amigos”. Solo si son de verdad: “Me he vuelto desconfiada en la amistad. Odio a ese tipo de gente que da solo para recibir algo a cambio”. ¿Su mayor éxito? Su trabajo. ¿Y el mejor consejo que ha recibido? “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. Parece que tiene todo lo que necesita para continuar triunfando en la industria de la moda.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas