Belleza

Un café moderado, por favor

La imagen de una taza de café es una escena muy recurrente en cualquier película o serie que se precie.
Reading time 1 minutes
La imagen de una taza de café es una escena muy recurrente en cualquier película o serie que se precie. Ríos de tinta han corrido sobre el olor de café recién hecho o el primer sorbo por la mañana. Son muchos los mitos acerca de sus efectos pero, ¿qué hay de cierto? La clave está en una taza de café Cuando se trata de estudiar los efectos del café, la lista es larga. Científicos japoneses han demostrado que las personas que beben al menos una taza al día presentan una probabilidad un 20% menor de accidente cerebrovascular respecto a los que rara vez toman café. Nos ceñiremos por tanto a la taza mañanera que nos hace “ser personas” y, si algún día nos excedimos, combatiremos la retención de líquidos realizando deporte (sobre todo andar) junto a una buena alimentación sin olvidar la toma de 2 litros de agua diarios. La alternativa: el verde El café verde (sí, hemos dicho verde) se considera generalmente más sano ya que se presenta sin tostar por lo que mantiene de forma íntegra sus propiedades. A pesar de que Katy Perry o Demi Moore han asegurado adelgazar gracias a su ingesta, lo cierto es que muchos doctores coinciden en resaltar que no se trata de ninguna fórmula mágica de adelgazamiento aunque sí que sacia más que el café regular. Taza en mano pensaremos si pasarnos al verde o seguir con el tradicional.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas