¿Es el sol una cura para el acné? - L'Officiel España
Belleza

¿Es el sol una cura para el acné?

Como en tantas otras cosas de la vida la respuesta es ambigua: en parte lo cura, pero en parte no lo cura.
Reading time 2 minutes
Como en tantas otras cosas de la vida la respuesta es ambigua: en parte lo cura, pero en parte no lo cura. La escena se repite en cuanto acaba el invierno: cientos de mujeres se exponen al sol (sin protección, por supuesto, porque resulta demasiado grasa) con la esperanza de deshacerse de los incómodos brotes de acné. El sol, eso sí, hace su parte: la inflamación disminuye y la rojez desaparece. ¿Ha acabado el sol con el acné que padecían? No, y sí. Es un mito, pero en cierta parte está justificado. Los rayos UV del sol ejercen una acción antibacteriana, y resulta que la exposición al sol, sin protección, acaba con la capacidad de la respuesta inmune de la piel. ¿Qué pasa entonces? Básicamente la hinchazón, la rojez y los granos desaparecen. Y ahora… ¿cuál es el problema? Precisamente ese. Si la piel pierde capacidad inmunológica ante las células del acné, la pierde también a la hora de protegerse ante los daños del sol que, como ya sabes, no son pocos. ¿Qué hacer entonces? Si el brote es ocasional, de los que sorprenden a una misma, no es grave que aproveches esos efectos del sol. Si padeces acné, no estás ayudando a solucionar el problema, sino metiendo a tu piel en un auténtico bucle. Este tipo de acné tiene un origen genético que sólo se curará (o aliviará) con una buena rutina pautada por un especialista. Otro aspecto a tener en cuenta es que ya no todas las cremas con protección son grasas. Gracias a el avance cosmético y a la irrupción de las bb y cc creams es fácil encontrar fórmulas ligeras con factores de protección superiores a 30 SPF. Así que ya no hay excusas.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas