Problema beauty: raíces grasas y cabello seco - L'Officiel España
Belleza

Problema beauty: raíces grasas y cabello seco

Es un problema muy habitual que muy pocas saben resolver.
Reading time 4 minutes

Es un problema muy habitual que muy pocas saben resolver. Te damos cinco tips para que tu pelo luzca uniforme y brillante.

El cuero cabelludo es tan variado como la piel del rostro, algunos se secan, otros se engrasan, otros se escaman… En este caso vamos a tratar el cuero cabelludo graso, que es muy habitual y nos fastidia más de un look, pero con otro problema añadido, el del cabello seco. Esta combinación es muy común y pero muy pocas saben resolverla con soltura para conseguir que el cabello luzca brillante y el cuero cabelludo fresco. Sigue estos 5 trucos para conseguirlo.

1. No utilices un champú ultra hidratante. El champú hidratante aporta grasa al cabello, por lo que está muy bien para melenas secas que además tienen el cuero cabelludo seco. Pero, igual que no te echarías aceite en la cara si tienes la piel grasa, aplicar champús con aceites en el cuero cabelludo tampoco procede. Utiliza un champú indicado para cabellos grasos, notarás que el pelo no queda tan suave como te gustaría, pero eso lo solucionamos a continuación. De momento conseguirás que el cuero cabelludo no segregue un exceso de sebo.

2. Aplica un producto hidratante de medios a puntas. Los hay de muchos tipos y con distintos usos. SI utilizas una mascarilla de ducha, no la apliques nunca en la raíz del cabello. Si, por el contrario, prefieres productos para después del lavado, existen espráis que nutren el cabello y aceites para extender con los dedos en las zonas afectadas, recuerda no aplicarlo nunca en la raíz.

3. Aprende a utilizar el champú en seco. Aún así, en el transcurso del día la raíz puede verse afectada por la grasa. El remedio más eficaz es el champú en seco, sus partículas en polvo absorberán el exceso de grasa. Las nuevas fórmulas han mejorado considerablemente aquellos espráis que dejaban una ligera bruma blanca en el cabello. Hazte con uno de calidad y para aplicarlo recuerda dos pasos: aplícalo directamente en la raíz pero a una distancia de 20 centímetros para que no se queden partículas en el cabello y después, ahueca el cabello con los dedos, eliminarás los restos y ganarás volumen...

4. No toques. Ni los granos ni el cabello, es una máxima de las madres que todas deberíamos seguir. Tocar y cepillar continuamente el cabello favorece la segregación de sebo, por no hablar de que con todas las cosas que tocamos a lo largo del día, estamos añadiendo suciedad extra. Deja el pelo tranquilo y, si eres de las que no puede parar, hazte un recogido bonito para evitar cambiar diez veces de look a lo largo del día.

5. Evita alimentos grasos. Los cambios hormonales afectan a la segregación del sebo de nuestra piel. A veces son inevitables pero la alimentación suele influir en estos desarreglos. Sigue una dieta equilibrada y evita las grasas y los ingredientes artificiales. Alimentos sanos para cabellos sanos, es así de fácil.

5. No toques. Ni los granos ni el cabello, es una máxima de las madres que todas deberíamos seguir. Tocar y cepillar continuamente el cabello favorece la segregación de sebo, por no hablar de que con todas las cosas que tocamos a lo largo del día, estamos añadiendo suciedad extra. Deja el pelo tranquilo y, si eres de las que no puede parar, hazte un recogido bonito para evitar cambiar diez veces de look a lo largo del día.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas