Belleza

De cómo el papel de aluminio puede acabar con la resaca

O, al menos, con su evidencia
O, al menos, con su evidencia No sabemos quién sería la primera desesperada en recurrir a este método, pero quienes lo han probado aseguran que funciona. La cuestión es que si te acostumbras a tener el papel de aluminio en la nevera, puede ahorrarte esa mala cara del día después de una noche épica. Cortas un trozo que sirva para cubrirte toda la cara, le haces agujeros en los ojos y la nariz (por favor, de esto no te olvides por fuerte que sea la resaca) te lo pones a modo de máscara, esperas 15 minutos… y adiós a las bolsas, la hinchazón, las rojeces y los poros dilatados.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas