Belleza

Mascarillas de tu propia sangre: el vampire facial

¿Qué pensaríamos si nos ofreciesen un tratamiento de belleza en el que nos pinchasen en el rostro con agujas y luego nos esparciesen nuestra propia sangre para hidratarnos y darnos luminosidad a la cara?

Entradas recomendadas