Un mal día con el pelo lo tiene cualquiera: el remedio es el moño - L'Officiel España
Belleza

Un mal día con el pelo lo tiene cualquiera: el remedio es el moño

Tu pelo, como tú, tiene días rebeldes.
Reading time 2 minutes

Tu pelo, como tú, tiene días rebeldes. En los que no quiere ser, no se deja hacer. Pero para todos ellos, el truco está en dar con la clave que disimule su agitada rebeldía. Y nada como los moños para disimular con el mayor estilo, ¡tenemos para todos los gustos!

Brillante, bonito, sedoso, largo… O corto. Rubia o morena, no importa cómo tengas el pelo, ni lo mucho que lo cuides. Ante un mal día todos reaccionan de la misma manera. Rebeldes, con vida propia (casi podríamos decir) y hasta poco obedientes. ¿A ti también te pasa?

Sí, hablamos de esos días en los que te levantas, te miras al espejo y ves que algo anda mal. Que tu pelo tiene algo extraño y, claro, te pones manos a la obra. Pero por más que lo intentas no consigues nada. De nada, de nada… Más que perder la paciencia.

Es lo que se conoce como un ‘bar hair Day’. Comúnmente asociado con el típico día en el que el pelo te quiere dejar mal. Y da igual la sonrisa que luzcas o el look tan estudiado que lleves, porque el pelo será lo que peor te haga sentir. Y cada vez que te mires al espejo, lo odiarás de todas las formas posibles.

Pero tranquila, porque existe una buena y sencilla solución para esos típicos días. Una solución con la que, por fin, podrás decir: ¡Te gané! Y poner con esa frase fin a años de terribles desdichas con el cepillo. ¿Un truco? Los moños.

Sí, aunque te parezca mentira ese sencillo recogido en el cuál enrollas mechones alrededor de una goma, es la solución a todas tus plegarias. Para domarlo, para llevarlo cómodamente y para darle un toque chic y muy cool a tu look. Pero sus versiones son tantas, que hemos tenido que elegir. He aquí las 5 mejores para superar, sin prisas, un día que de desastroso, ahora, tendrá poco. ¡Arriba esos pelos!

/

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas